Despliega el menú
Huesca

La asistencia a los actos religiosos enfrenta a los grupos municipales

La coalición de Gobierno saca adelante el nuevo reglamento de protocolo, que prohíbe a los ediles asistir a ceremonias religiosas.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe (PSOE), durante un momento de la entrevista en su despacho.
El alcalde de Huesca, Luis Felipe (PSOE).
Rafael Gobantes

La aprobación del nuevo reglamento de protocolo del Ayuntamiento de Huesca ha enfrentado este miércoles, en sesión plenaria ordinaria, al grupo de gobierno municipal y a los de la oposición al impedir a los concejales asistir a actos religiosos con signos representativos de su responsabilidad institucional.

El nuevo reglamento modificado ha sido aprobado finalmente con los catorce votos a favor de los grupos de la coalición de gobierno, PSOE, Cambiar Huesca y Aragón Sí Puede, y los votos en contra de los once de los ediles del PP y de Ciudadanos.

En el turno de intervenciones previas, la portavoz de Aragón Sí Puede, Mary Romero, ha explicado que el nuevo reglamento pretende adaptar su contenido "al siglo XXI" y garantizar la "neutralidad" del consistorio en cuestiones religiosos.

Ha señalado, además, que los concejales representan a toda la ciudadanía, independientemente de sus creencias, y ha destacado que en cualquier caso, el texto no impide ni prohíbe a los ediles acudir a actos religiosos a "título personal".

En este mismo sentido se ha pronunciado el representante de Cambiar Huesca, Luis Arduña, quien ha reprochado al PP mantener "vivo" un debate con la finalidad de "desgastar" al equipo de gobierno.

El concejal del PSOE Antonio Sanclemente ha destacado a su vez que el texto aprobado busca garantizar el principio constitucional de "neutralidad" en cuestiones religiosas, y se ha mostrado al tiempo "orgulloso" de que Huesca sea "la primera ciudad de España que adapta su reglamento de protocolo al siglo XXI".

En respuesta a estos argumentos, el portavoz de Ciudadanos, José Luis Cadena, ha cuestionado que el reglamento represente a toda la ciudadanía oscense, y ha advertido de la necesidad de mantener una actitud "vigilante" para que su cumplimiento se ajuste al contenido de un informe jurídico que advierte de la posibilidad de incurrir en un posible "fraude de ley".

La oposición más fuerte al reglamento la ha manifestado la concejala del PP Teresa Moreno, para quien el texto aprobado es fruto del "giro radical" dado por el actual equipo de gobierno municipal y a una actuación por parte de sus responsables que ha tacho de "oscura y sesgada".

La edil ha reprochado al grupo de gobierno su "obsesión" por eliminar del texto todas las referencias religiosas, a pesar de que forma parte de la "tradición cultural" de la ciudad.

Ha defendido la posición de su partido a favor de la "multiculturalidad y de la multiconfesionalidad", pero ha insistido al tiempo que el acuerdo supone un "retroceso" que atenta contra los derechos de los concejales del consistorio oscense.

Moreno ha advertido, además, de la posible irregularidad de una disposición del referido reglamento que deja a la "discrecionalidad" del alcalde la posibilidad de acudir a un acto religioso con sus símbolos de mando, en referencia al anuncio hecho semanas atrás por Luis Felipe de asistir a la procesión de las Fiestas de San Lorenzo.

El alcalde, tras la alusión hecha por la concejal popular, se ha negado a contestar.

Etiquetas
Comentarios