Despliega el menú
Huesca

Interceptados dos camiones de marihuana en Sabiñánigo e Ipiés

En dos operaciones interceptaron 31 kilos de cogollos y 34 bolsas.

Parte de la mercancía había sido escondida en maletas.
Parte de la mercancía había sido escondida en maletas.
Guardia Civil

La Policía Nacional han interceptado dos cargamentos de marihuana. El día 21 de mayo se aprehendieron 31 kilogramos de cogollos de marihuana, ocultos en los palés de una furgoneta de mercancías.

Fue detectado durante los controles que la Unidad de Extranjería y Documentación de Canfranc efectúa en las carreteras fronterizas con Francia.

Durante un control móvil establecido en la carretera nacional 330, a la altura de Sabiñánigo, los agentes pararon una furgoneta de gran volumen, rotulada para el transporte de mercancías, procedente de Málaga y con destino Polonia, que transportaba en su interior seis palés que contenían maletas de viaje nuevas de baja calidad.

El escaso valor de lo transportado, que no compensaba los gastos de un trayecto tan largo, hizo sospechar a los agentes de que realmente el conductor estuviera ocultando mercancía ilícita oculta.

Los agentes desembalaron los palés, y descubrieron que en el último de ellos, ubicado al fondo del habitáculo, trece maletas contenían un total de 31 kilogramos de marihuana.

El alijo descubierto estaba cuidadosamente empaquetado para evitar ser detectado, utilizando un doble embalaje hermético e intercalando una capa de pimienta, para enmascarar totalmente el olor de la marihuana.

Los agentes localizaron un total de 34 bolsas selladas por este método, cada una con cargas que rondaban el kilogramo de cogollos de esta sustancia.

El conductor fue detenido, acusado de delito de tráfico de drogas, y puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Jaca, que dispuso su ingreso en prisión.

Por otro lado, el 23 de mayo, durante un control móvil establecido en la carretera nacional 330, a la altura de Ipiés, localidad perteneciente al municipio de Sabiñánigo.

Los agentes observaron que un vehículo, al percatarse de la presencia policial, daba marcha atrás, abandonando la vía principal e introduciéndose en un camino rural.

Una patrulla localizó este coche parado junto a una acequia, y a los dos ocupantes del vehículo lanzando dos cajas al agua, tratando de huir al verse descubiertos.

Los agentes lograron recuperar las cajas arrojadas al agua, así como otra que todavía permanecía en el maletero, conteniendo un total de 140 plantas de marihuana.

Los dos ocupantes fueron detenidos por delito de tráfico de drogas, y puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Jaca, que dispuso su libertad con cargos.

Etiquetas
Comentarios