Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

A la conquista de Marte, desde el pueblo de Fonz

Víctor Girón, estudiante de Ingeniería Aeroespacial ha diseñado junto a sus compañeros un prototipo de propulsor, exoesqueleto y casco para los astronautas que en un futuro cercano puedan explorar el planeta rojo.

Una futura tripulación a Marte podría tener la impronta de Fonz. Un joven de esta localidad, estudiante de Ingeniería Aeroespacial de 19 años, Víctor Girón, ha diseñado junto a sus compañeros de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) un prototipo de propulsor, exoesqueleto y casco para los astronautas que en un futuro cercano puedan explorar el planeta rojo. La NASA ha seleccionado su proyecto como uno de los cinco mejores del mundo y esta semana se sabrá si ha sido el vencedor del concurso universitario Space Apps Challenge, organizado por la agencia espacial norteamericana y que se desarrolló en todo el planeta del 22 al 24 de abril. En este concurso han participado más de 100 ciudades alrededor de todo el planeta simultáneamente.

El proyecto presentado por la universidad valenciana recibe el nombre de Mars UPV. En su diseño han trabajo contrarreloj un equipo compuesto por 18 estudiantes y profesores. La peculiaridad de este concurso es que los estudiantes tienen que distribuirse en secciones compuestas por desarrolladores, diseñadores, científicos, ingenieros, emprendedores, profesores y alumnos, y presentar un proyecto en un plazo de 48 horas. Los equipos deben crear aplicaciones móviles, software, hardware, visualizaciones de datos y soluciones para plataformas frente a desafíos planteados directamente por la NASA para contribuir a misiones de exploración del espacio y ayudar a mejorar la vida en la Tierra.

Este foncense y su grupo diseñaron un atractivo y puntero ‘jetpack’ (un propulsor que porta el astronauta como una mochila) para sobrevolar la superficie marciana. Pero el equipo valenciano –integrado en la agrupación multidisciplinar sin ánimo de lucro Makers UPV que tiene la finalidad de llevar a la práctica los conocimientos universitarios de los estudiantes–, no se limitó a cumplir el requisito de la NASA sino que aportó mejoras como un casco con la última tecnología del mercado que permite al astronauta saber en todo momento la temperatura y presión exterior, niveles de oxígeno y combustible, constantes vitales... Además, el casco, similar al de un samurái, lleva un láser que permite realizar un escaneo y crear un mapa 3D de la superficie de Marte y luces leds de identificación. Y también un exoesqueleto de fibra de carbono que ayuda de forma activa asimilando los impactos y pesos. "Es como en la película Iroman", explica de forma gráfica este estudiante.

A su proyecto además aportaron un estudio teórico que da una autonomía para 45 kilómetros, superando el kilómetro que solicitaba la NASA. El que finalmente se haga con el premio recibirá un viaje a Cabo Cañaveral. De momento se llevan la repercusión mediática, y en especial la felicitación del astronauta español Pedro Duque.

Girón sueña con que en un futuro cercano, el prototipo pueda ser utilizado en las misiones a Marte. "El astronauta podría coger su ‘jetpack’ para sortear alguna dificultad orográfica como acantilados. Quizás para 2030 pueda haber una misión humana. Cada día estoy más interesado por el espacio y estoy abierto a lo que surja", afirma.

Al margen del reconocimiento de la NASA, el estudiante de Fonz, que el próximo curso estudiará 3º, se muestra muy satisfecho por la experiencia. "Todos hemos puesto nuestros conocimientos al servicio del grupo. A mí me ha servido para conocer un montón de materia, como electrónica, diseño de páginas webs, el diseño de prototipo para hacer el exoesqueleto…".

Los detalles de este proyecto pueden seguirse en la web creada para presentar el diseño (www.marsupv.com) y en Facebook.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión