Despliega el menú
Huesca

El primer dron del mundo con sistema de detección de radiactividad se fabrica en Huesca

Está dotado, además, de un sistema de transmisión capaz de enviar lecturas e imágenes en tiempo real a cualquier lugar del mundo.

Dron, imagen de archivo.
El primer dron del mundo con sistema de detección de radiactividad se fabrica en Huesca

La empresa Escuadrone TANT (Táctico Aéreo No Tripulado) ha desarrollado en Huesca el primer dron del mundo dotado de un sistema de detección de radiactividad para su aplicación en la gestión de emergencias y catástrofes relacionadas con accidentes nucleares.

Esta empresa, ubicada en el Aeropuerto Huesca-Pirineos, asegura, en un comunicado, que la citada aeronave está equipada con un dispositivo puntero de detección de radiactividad de los tipos Alfa, Beta y Gamma, ya empleado previamente y con buenos resultados por los equipos de tierra que intervinieron en la catástrofe nuclear de Fukushima (Japón, 2011).

El dron lanzado al mercado está dotado, además, de un sistema de transmisión capaz de enviar lecturas e imágenes en tiempo real a cualquier lugar del planeta, mediante una tecnología y una serie de protocolos de encriptación con un nivel de "seguridad militar" que los hace inviolables.

También esta capacitado para la instalación de detectores fijos, que facilitan el establecimiento sobre el terreno de una red neural de sensores con los que monitorizar de forma completa las zonas más críticas.

A través de esta red, asegura la empresa, pueden trazarse perímetros de seguridad destinados a la protección de áreas de población y de los equipos de emergencia en tierra, lo que supone una "asistencia inestimable" a la hora de la toma de decisiones operativas en catástrofes.

Escuadrone se plantea integrar estos sistemas junto a otros sensores utilizados por la empresa desde hace más de un año en equipamientos NBQ (Nuclear, Bacteriológico y Químico) utilizados por unidades militares.

La empresa afirma ser la única de carácter privado a nivel mundial en volar drones en un aeropuerto público en horarios operativos y comerciales, gracias a las autorizaciones recibidas y a la formación especializada de los pilotos.

La empresa prepara un curso intensivo en las instalaciones del aeropuerto de Huesca para la formación de futuros pilotos de drones que plantea la creación de negocios propios vinculados al uso de estos aparatos.

Etiquetas
Comentarios