Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El tripartito licita la limpieza de edificios tras el compromiso de recuperar la gestión directa

El Ayuntamiento de Huesca saca a concurso el servicio por el mismo precio y horas que en 2011. El concejal de Remunicipalización, Luis Arduña, señala que el proceso requiere más tiempo.

Para ganar tiempo. Así ha justificado el concejal Luis Arduña la nueva licitación de la limpieza de los edificios municipales de Huesca. El concurso choca con la promesa electoral de Cambiar, recogida en el pacto de gobierno que esta formación firmó con PSOE y Aragón Sí Puede, de remunicipalizar los servicios públicos privatizados. El contrato sale a subasta por 1,2 millones de euros (con IVA) para un año con una prórroga de otro y una posible prolongación de seis meses. El servicio se licita, prácticamente, por la misma cantidad y las mismas horas que en el año 2011, cuando se redujo el precio en 300.000 euros. Tras su adjudicación, la empresa recortó las horas un 24% y despidió a ocho trabajadoras.

A pesar del nuevo concurso, Arduña, responsable del proceso de recuperación de las contratas, manifestó que "la intención sigue siendo la misma". "Ya habíamos advertido de que la remunicipalización no es algo sencillo y de que lleva aparejadas muchas cuestiones que nos era imposible abordar en el lapso de tiempo que teníamos, con las prórrogas vencidas", explicó.

De esta dificultad se alertó en sendos informes del secretario y del oficial mayor del ayuntamiento, que cuestionaban que se pudieran rescatar las contratas de limpieza de edificios, limpieza viaria y ayuda a domicilio y sobre todo integrar a sus plantillas. De hecho, uno de los documentos encargado por el tripartito concluía que "el ayuntamiento no puede asumir el personal de las empresas, por cuanto no hay subrogación cuando es la administración la que asume la gestión del servicio", ya que la selección de trabajadores debería ajustarse a los principios "de publicidad, mérito y capacidad".

Arduña indicó que era necesario tomar cuanto antes una decisión sobre el servicio de limpieza de edificios, con el contrato vencido e improrrogable desde el 1 de febrero, "y era imposible asegurar que recuperábamos la gestión directa del servicio y que al mismo tiempo las trabajadoras no se quedaban en la calle".

El concejal indicó que el nuevo pliego sale con "una serie de condicionantes". Uno de ellos es su duración. Se establece solo un año (el anterior era de dos) más una prórroga de otro. "Con eso conseguimos que antes de que termine el mandato estemos en disposición de abordar la remunicipalización porque tendremos ese tiempo ganado", dijo.

Además del tiempo, la licitación incluye varias cláusulas sociales de cara a garantizar el poder adquisitivo de las trabajadoras. "No pierden horas y establecemos la subrogación del personal por parte de la empresa que pudiera resultar adjudicataria si no es la misma que prestaba la limpieza", precisó el concejal.

El servicio se licita por 88.379 horas anuales, que son aproximadamente las mismas del concurso de 2011 y un 10% menos de las que se contrataban hasta entonces. "No hemos recuperado los niveles iniciales pero sí que hemos subido respecto al último horario que se realizaba", indicó Luis Arduña.

La adjudicataria del servicio, ISS Facility Services (que puede volver a presentarse), afinó todavía más los ajustes realizados tras el despido de las ocho empleadas y empezó a recortar los minutos para dejar de compensar a las trabajadoras el día festivo al que tenían derecho a final de año por acumulación de horas. Pero el dinero que recibía del ayuntamiento seguía siendo el mismo, por lo que se le reclamó la devolución de 14.404 euros.

El concejal de Remunicipalización señaló que, además, se ha revisado el servicio que la empresa estaba prestando. Los técnicos municipales se han puesto en contacto con los centros escolares para ver si era necesario destinar más gente o más horas. "Y en algunos casos se han incrementado", apuntó. Apenas dos meses después de empezar la nueva contrata al menos dos colegios comunicaron deficiencias en la limpieza.

Dentro del mandato

Luis Arduña insistió en que "el compromiso sigue existiendo". "Lo haremos, pero bien y eso no era posible en el tiempo que teníamos", añadió. Según dijo, aún en el caso de que se prorrogue un año se continuaría dentro del mandato municipal, pero se trataría de que el final de esta contrata coincida con el término de la de limpieza viaria, que concluye en junio de 2017. En el Ayuntamiento de Huesca se ha creado un Observatorio de la Contratación para hacer seguimiento de estos servicios, al que se suma la Ayuda a Domicilio, que también se volverá a licitar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión