Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Reclaman inversiones al Estado para frenar la ruina en Montearagón

El alcalde de Quicena y la subdelegada del Gobierno observaron las carencias para pedir una actuación al Ministerio de Cultura.

El castillo de Montearagón ya es una ruina, pero lo que queda hay que mantenerlo y, en estos momentos, hay arcos a punto de desmoronarse, grietas que surcan la iglesia que se remodeló hace unos años y maleza por doquier. Fundado en 1085 por el rey Sancho Ramírez, el castillo queda fuera de las visitas guiadas de la comarca por su deterioro, a pesar de que está a siete kilómetros de Huesca, en Quicena. Su alcalde, Javier Belenguer, quiere "poner en valor y denunciar la situación de abandono que presenta". A su juicio, lo prioritario es el desbroce, la mejora del acceso y asegurar elementos en peligro para ganar seguridad, ya que además es muy visitado "por el lugar privilegiado que tiene".

Por ello, invitó ayer a una visita al castillo a la subdelegada del Gobierno, Mª Teresa Lacruz, y a la diputada del PP en el Congreso, Ana Alós, para pedirles coordinación institucional. "Pretendemos que sean las embajadoras del castillo de Montearagón allí donde vayan", indicó.

"Venimos con Ana Alós a petición del alcalde. Hay que ser realistas, una gran inversión, no, pero al menos consolidar, divulgar... y aunar a todas las instituciones en la medida de sus posibilidades para decirle al Ministerio que desde aquí compartimos las actuaciones previstas por el alcalde", comentó Lacruz. Por ello, solicitarán inversiones a Cultura, al menos, para su mantenimiento. "Todos querríamos que hubiera una gran inversión, pero tenemos que ser prácticos y si queremos conseguir el fin, que es que no se pierda, tenemos que tener unos objetivos realistas", comentó Javier Belenguer.

El municipio quiere programar actividades todo el año. De hecho, ya han hablado con organizaciones culturales como Acha Aragón y Feudorum Domini, vinculadas al medievo, para establecer colaboraciones. Como complemento, se plantean organizar visitas guiadas en verano para divulgar su historia. Hasta ahora, recordó que el único acto que se mantiene es la jornada del Día del Castillo, promovida por la Asociación de Amigos desde su fundación hace 20 años para defender el monumento.

Después de seis intervenciones para frenar el deterioro y de una inversión de 1,5 millones de euros, necesita una nueva inyección de dinero para su mantenimiento. En la entrada, hay un punto peligroso por el desmoronamiento de un talud que puede afectar a los cimientos, las piedras de un arco a punto de caer, celosías arrancadas y puertas abiertas por actos vandálicos, la grieta que recorre una pared de la iglesia por el corrimiento de tierras...

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión