Despliega el menú
Huesca

El Banco de Alimentos celebra un fin de semana récord en voluntarios y kilos

Más de 1.500 altoaragoneses han participado en la última campaña, que ha recogido 100 toneladas.

El Banco de Alimentos celebra un fin de semana récord en voluntarios y kilos
El Banco de Alimentos celebra un fin de semana récord en voluntarios y kilos

En el Banco de Alimentos de Huesca no consiguen encontrar una explicación para que en su última campaña, celebrada durante el pasado fin de semana en más de 70 establecimientos de la provincia, hayan conseguido cuadriplicar el número de voluntarios respecto a la última edición, no obstante, se muestran muy satisfechos por ello. “Hace unos meses contamos con 400, esta vez han sido 1.500”, explica Julia Lera, presidenta del Banco de Alimentos, que señala a la posibilidad de apuntarse a través de whatsapp o a la intensa campaña de promoción por redes sociales como posibles causas de este aluvión de colaboraciones. “Huesca siempre ha sido una ciudad muy voluntaria y solidaria, pero no esperábamos tanto”, añade Lera.

El perfil de estos participantes ha sido muy variado, “desde niños de colegios, a grupos de jóvenes, o gente que ya había colaborado anteriormente”. Divididos por parejas se repartieron en turnos de dos horas en la entrada de los 72 comercios participantes. “Ha habido colegios que se han hecho cargo durante todo el fin de semana de atender toda una superficie, organizándose por turnos”, comenta Julia Lera.

Todavía no han podido contabilizar los kilos de alimentos recaudados, ya que la campaña se ha llevado a cabo en toda la provincia, y ahora, los voluntarios están reuniéndolos todos en el almacén central de la capital oscense, desde donde se contabilizará y repartirá a las diferentes asociaciones que operan en el territorioaltoaragonés. “Además de el número de voluntarios también hemos incrementado el de supermercados participantes, llegando a localidades como Benasque, Boltaña o Binaced”, explica la presidenta de la entidad, que también señala que en esta ocasión, además de las grandes superficies habituales, también se han sumado comercios de menor tamaño.

En esta campaña se ha buscado cambiar el tipo de alimentos a recoger, para poder adaptarlos mejor a las necesidades de los destinatarios. “Pedimos preferentemente legumbres cocidas, conservas vegetales, de pescado y alimentos infantiles, aunque también todo tipo de productos de aseo personal y limpieza, y otros no perecederos como leche, arroz, pasta o azúcar, que son los más habituales en las recogidas”.

Con lo recogido durante el fin de semana, el Banco de Alimentos de Huesca considera que puede tener cubiertas hasta el mes de marzo las aportaciones a asociaciones y entidades benéficas que trabajan en la zona, no obstante, como apunta su presidenta, toda ayuda es siempre bien recibida.

Etiquetas
Comentarios