Despliega el menú
Huesca

El Ayuntamiento de Monzón sale en apoyo de la polémica incineradora de biomasa

El alcalde, que se reúne hoy con los ecologistas que rechazan la planta, dice que se ha generado "un alarmismo infundado".

Inauguración de la planta de biomasa en Ejea
Una nueva planta de cogeneración de biomasa en Ejea supondrá una inversión de 5,4 millones de euros
GOBIERNO DE ARAGON

El equipo de gobierno de Ayuntamiento de Monzón (PSOE–Cambiar) salió ayer al paso de la campaña de Ecologistas en Acción contra de la posible instalación de una planta de biomasa que genera un "alarmismo social, un clima de miedo una inseguridad y una crispación infundadas", según el alcalde socialista Álvaro Burrell en una rueda de prensa acompañado por el edil de Medio Ambiente, Miguel Aso.

Ambos recordaron que se trata de un proyecto heredado y que las alarmas saltaron tras conocer que la planta que promueve el grupo Solmasol I SL, de 49 megawatios eléctricos, se iba a levantar a 600 metros del casco urbano. Una ubicación que nunca hubiera elegido el actual alcalde, como aseguró, "más por estética y ordenación urbanística que por posibles afecciones medioambientales".  Aun así mostró su confianza en el Inaga, que otorgó en agosto la declaración de impacto medioambiental positiva.

Burrell sí echó en falta mayor información por parte de la empresa y aseguró que si la semana próxima Solmasol consigue en la subasta pública los 50 megawatios necesarios para iniciar el proyecto, convocará una mesa con la promotora, el Inaga y de Ecologistas para aclarar dudas.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, Miguel Aso, indicó que su departamento ha trasladado una serie de recomendaciones al Inaga para que la planta apenas genere afecciones. En cuanto al tráfico de camiones (diez a las horas de pleno rendimiento), el alcalde aseguró que nunca circularán por suelo urbano y que lo harán por la autovía.

El portavoz de la plataforma contra la incineradora de biomasa, el ecologista Álex Serrano, justifica la preocupación "porque una industria pesada con tantas emisiones no se puede instalar a 600 metros de la población. La atmósfera de Monzón está al límite de lo legal en partículas en suspensión y eso afectará a los ciudadanos y al resto de industrias de la ciudad", advierte. El alcalde y los ecologistas se reunirán hoy para abordar este asunto.

El PAR aplaudió el cambio de postura del entonces edil de IU en la oposición y la decisión del Ayuntamiento ya que se había generado "una ambigüedad que podría poner en riesgo la instalación de una empresa que, cumpliendo todas la normativas, puede traer cerca de 250 empleos".

Etiquetas
Comentarios