Despliega el menú
Huesca

“Aragón es una de las zonas que más dinamismo exportador está mostrando”

El Alto Comisariado de la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, visitó recientemente la provincia de Huesca.

El Alto Comisariado de la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros
“Aragón es una de las zonas que más dinamismo exportador está mostrando”

Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisariado de la Marca España, visitó la semana pasada los encantos de la provincia de Huesca, en concreto las comarcas de La Litera, Ribagorza, La Litera, Cinca Medio, Ribagorza, Somontano y Sobrarbe. En una intensa ‘tourné’ de dos días, el encargado de promocionar los potenciales del país lejos de sus fronteras, realizó diferentes actividades relacionadas con la cultura y el mundo empresarial, que le permiten hablar de Aragón como una tierra “equilibrada, que ejemplifica perfectamente la realidad del conjunto de España” y a la que prometió volver pronto. “Me gusta mucho viajar y me han adelantado algunos proyectos que quiero venir a ver cómo han evolucionado en los próximos años”, aseguró.

El concepto Marca España ya se ha convertido en algo muy habitual en los medios de comunicación en los últimos tiempos, pero ¿qué es exactamente y cuál es su función en él?

Nosotros nacimos en julio de 2012, cuando la percepción de España que había en el exterior era la más negativa de los últimos años, con la crisis en su peor punto, la prima de riesgo en niveles nunca vistos y el país a punto de ser intervenido. Vimos allí la necesidad de promocionar los puntos fuertes de la imagen de la nación. Así, englobamos bajo el término Marca España todas las acciones destinadas a mejorar su concepción en el exterior, para que se recuperara la confianza en el país. Mostrar que puede ser un lugar de oportunidades, con 44 millones de habitantes y 60 millones de turistas, que participa en grandes obras e infraestructuras también en el exterior y que cuenta con una excelente red de comunicaciones y mano de obra cualificada. Todo eso a través de representantes de la tecnología, la moda, el deporte o el arte, de los que exhibimos sus capacidades en los 25 países con los que tenemos una relación de comercio exterior y de los que recibimos la mayor parte de turistas.

Después de este tiempo, los indicadores que contemplan, ¿muestran mejoría a este respecto?

Atendemos a muchos rankings en cada uno de los sectores en los que nos movemos, como puede ser la moda, el deporte o el número de licitaciones internacionales. Pero tenemos en cuenta especialmente cuatro indicadores globales, como es el del Instituto Elcano, que realiza entrevistas y que refleja cómo se ha pasado de un 5/6 a la hora de calificar a España a un 7/8. También a través de las cuestiones del ‘Estatuto.co Reputation’, que nos sitúa en el puesto 16 entre 200 países, lo que supone cuatro puestos más arriba que hace unos años. Además, analizamos los marcos de inversión, y las recomendaciones de las grandes empresas consultoras, en las que vemos que hace unos años primaban las sugerencias para vender activos españoles, mientras que ahora es al inverso, se recomienda comprar. El cuarto indicador se refiere a los medios, fijándose en publicaciones internacionales y catalogándolas como positivas, negativas o neutras. En ese aspecto, además de reducirse las malas, vemos cómo antes la economía era la gran protagonista, y ahora lo es el deporte y la cultura.

¿Teme que con unas elecciones generales tan próximas, la entrada de nuevas fuerzas pueda frenar la labor llevada a cabo en este aspecto?

Parto de la idea de que los partidos que pueden acabar gobernando defienden la idea de seguir las directrices que marca la Unión Europea, es decir, que nosotros mismos nos marcamos, y por tanto se continuará con unas políticas similares en materia de promoción. Las opciones de salir de esto son muy pequeñas y nos llevarían a un escenario muy parecido al que se ha vivido en Grecia.

¿Dentro de esta promoción que llevan a cabo, qué hueco tiene Aragón y sus potencialidades?

Aragón es una región muy importante, ya que es muy equilibrada, entre una industria bien desarrollada, un sector agrícola con peso que mira hacia el exterior y un sector servicios que supone la mayor parte del producto interior. Esta situación es muy representativa de la que se vive en el resto de España, que se está mostrando como una gran exportadora. Además, si atendemos a la provincia de Huesca, vemos que tiene un índice de desempleo muy bajo.

¿Considera que se asocia el potencial de este territorio demasiado al del deporte en invierno, olvidando otros encantos?

Realmente no puedo hacer un juicio demasiado fiel de este aspecto, aunque está claro que las opciones que presenta para ir a esquiar es uno de sus grandes fuertes, además de otros deportes, como pueden ser los de aventura, la escalada o las aguas bravas. Pero además hay otras iniciativas, llevadas a cabo dentro de las propias comarcas, que buscan atraer a un turismo europeo que busca también historia, cultura o belleza.

¿Qué pudo conocer de la provincia de Huesca durante su visita?

La verdad es que vimos muchísimas cosas teniendo en cuenta el poco tiempo que estuve, solo dos días. Así, asistí a un encuentro de empresarios de La Litera, también visité dos poblaciones, como son Aínsa y Alquézar, que se incluyen dentro de la asociación ‘Los pueblos más bonitos de España’, que nosotros también promovemos, y pude conocer la actividad de la industria Fribin en Binéfar, que tiene más de 400 trabajadores. En Barbastro estuvimos viendo el Museo Diocesano, la Catedral, el centro de la UNED, donde se corrigen exámentes de toda España, el de la Denominación de Origen del Somontano, y las bodegas de Blecua y la principal de Enate. Fueron dos jornadas muy intensas en las que pude hacerme una composición del tejido empresarial y cultural de la zona.

¿La conocía anteriormente?

Solo de manera superficial. Había estado en las localidades de Binéfar y Barbastro, pero solo de paso.

¿Y qué destacaría de ellas?

Me sorprendió gratamente las gran hospitalidad y cordialidad de toda la gente con la que nos encontramos, que se portó muy bien para que nuestra visita fuera lo más agradable posible. También cabe destacar el gran esfuerzo que se lleva a cabo desde estas comarcas para dar a conocer sus productos y también para internacionalizar su economía. De hecho, Aragón, y en concreto la provincia de Huesca, han mostrado un gran dinamismo en lo que respecta a iniciativas para promover la actividad exportadora. En las zonas más próximas a Cataluña también pude conocer de primera mano esa preocupación, o curiosidad, que supone la situación actual que se presenta para la gente, que está acostumbrada a desplazarse a Lérida con total normalidad.

En ese sentido también está muy presente el conflicto por los bienes, ¿le transmitieron la situación actual?

Sí, es un tema que sale siempre, de hecho en el Museo Diocesano está el cartel que indica que varias obras están ‘en préstamo’. Parece un tema complejo, a pesar de que el Vaticano ya falló al respecto.

Etiquetas
Comentarios