Despliega el menú
Huesca

Estudiar produce solidaridad

Las horas frente a los libros se pueden traducir en ayuda para Ecuador.

Las horas se estudio se contabilizan con papeletas
Las horas se estudio se contabilizan con papeletas

Aprobar los exámenes parece el fin último de todo estudiante, pero hasta el 5 de diciembre, las horas frente a los libros tienen también resultados que van más allá de los beneficios para el expediente del aplicado alumno. La Olimpiada Solidaria de Estudio, que se celebra a nivel internacional, permite convertir las horas en la biblioteca en ayuda solidaria. En esta edición –y ya van trece-, lo recaudado se destinará a mejorar las condiciones de varias escuelas en Ecuador.

Para poder contribuir a ello, la dinámica de estas olimpiadas es sencilla, basta con introducir en una urna situada en las salas participantes una papeleta por cada hora de estudio, que se convertirán posteriormente en euros, a razón de uno por cada 60 minutos de trabajo. “Desde alumnos de Primaria a universitarios e incluso opositores, todo aquel que quiera colaborar podrá hacerlo estudiando en alguna de las salas que participan en el proyecto”, explica Enrique Cuesta, de la ONG Cooperación Internacional y coordinador de la Olimpiada Solidaria de Estudio.

Una decena de países de Europa, África y América se suman a estas olimpiadas, que este martes fueron presentadas en Huesca, donde se podrá colaborar en las dos salas de estudio que posee la entidad Ibercaja, tanto en el centro Duquesa Villahermosa como el del Centro Montearagón, además de en las biblioteca de las diferentes facultades de la Universidad de Zaragoza y en el Club Juvenil Añisclo.

Cuesta fijó en 410.000 horas de estudio y 37.000 implicados el objetivo marcado por la organización a nivel mundial para esta edición, aunque en estos primeros días –la iniciativa se puso en marcha el 5 de noviembre-, ya han conseguido sumar 90.000, con la participación de 460 salas.

Más allá de la recaudación, Enrique Cuesta defiende que el proyecto tiene también el fin de concienciar sobre el obstáculo que supone la falta de educación para la mejora de las condiciones de vida de las personas y motivar así el desarrollo de actitudes más comprometidas entre los jóvenes.

El objetivo último de esta iniciativa desde que se puso en marcha su primera edición es lograr la enseñanza primaria universal, aunque en este caso será concretamente la comunidad indígena del Distrito Cotacahi en Ecuador la gran beneficiaria de esta iniciativa. Lo recaudado se destinará a mejorar la formación de sus maestros, adecuar la infraestructura de diez escuelas, mejorar sus zonas de recreo y sensibilizar a varios colectivos del lugar para que se comprometan con el derecho a la educación de las niñas y niños.

Implicación del CB Peñas en la actividad

Al hilo de su denominación como olimpiadas y aprovechando el tirón que tiene el deporte entre los jóvenes, esta edición contará con el respaldo del Club Baloncesto Peñas de Huesca, para dar mayor visibilidad. Su entrenador, Quim Costa, y su vicepresidente, Alberto Gracia asistieron a la presentación en la capital oscense, celebrada en la sede de Ibercaja.

Gracia aseguró que para el club era un orgullo poder colaborar con iniciativas de este tipo, al igual que el entrenador. “Es bonito ver cómo se puede transforman en ayuda algo tan importante como el esfuerzo, la educación y el sacrificio que implica el estudio”, dijo Quim Costa.

El técnico hizo hincapié en la importancia de formarse, algo que busca transmitir en sus jóvenes jugadores. “Más allá de labrarte un futuro para cuando acabe tu vida de deportista, que también es muy importante, el estudio aporta unos valores de constancia y de concentración que son muy beneficiosos para la pista”.

Etiquetas
Comentarios