Huesca

La Oficina de Atención al Ciudadano de la plaza de López Allué costará 63.500 €

Se trasladarán los servicios que puedan funcionar de manera autónoma.

La comisión municipal de Hacienda dio ayer el visto bueno a un crédito extraordinario de 63.500 euros para crear la Oficina de Atención al Ciudadano. Su función será "dar respuesta rápida y efectiva y recoger quejas o sugerencias de los oscenses a través de los canales presencial, telemático o telefónico", según explicó en su día la concejal Mary Romero (Aragón Sí Puede), coordinadora del área de Participación.

La oficina se ubicará en el mismo local que ocupa la Oficina de Turismo, en la plaza de López Allué. Estará en un espacio que ahora se utiliza como almacén. Se prevé que entre en uso a principios de año.

A ella se trasladarán los servicios que pueden funcionar de forma autónoma, como el Registro o el Padrón. Estos serán los primeros en reubicarse allí. También se trasladará la Oficina de Movilidad, que está en el C. C. del Matadero. "Cuando la administración electrónica avance, se llevarán Agua, Rentas..., todo lo que tenga relación con los trámites del ciudadano". Según la concejal, el ayuntamiento "no garantiza la accesibilidad directa y presenta obstáculos para personas con problemas de movilidad".

El grupo del PP, que respalda la creación de esta oficina, criticó que parte de esos 63.500 euros (21.000) se haya sacado de una partida destinada a inversión en una de las acometidas de agua de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios