Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El acuerdo para mejorar la conexión eléctrica con Francia reaviva la amenaza de la Aragón-Cazaril

La Plataforma contra la Autopista Eléctrica convoca una asamblea para rechazar el proyecto abandonado en 1996

El acuerdo para mejorar la conexión eléctrica con Francia reaviva la amenaza de la Aragón-Cazaril
El acuerdo para mejorar la conexión eléctrica con Francia reaviva la amenaza de la Aragón-Cazaril

La amenaza de una línea de alta tensión por el Pirineo aragonés, abortada en 1996, ha resucitado. El acuerdo europeo para mejorar las interconexiones energéticas entre España y Europa alcanzado hace tres días ha hecho saltar todas las alarmas ante la posibilidad de que el Ministerio de Industria reactive la contestada autopista eléctrica Aragón-Cazaril. De hecho, la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica ha convocado una asamblea en Torres del Obispo, el próximo 7 de noviembre, con objeto de diseñar una estrategia para tratar de frenar lo que califica como "el cuarto intento de reeditar la Aragón-Cazaril". 

La alerta saltó tras la reunión el pasado viernes del Consejo Europeo, donde se acordó impulsar los proyectos de interconexión con la Península ibérica. El propio presidente Mariano Rajoy se felicitó por haber conseguido convertirlos en "una prioridad europea" y por desbloquear una situación estancada desde el año 2002. 

Red Eléctrica de España (REE) ha identificado tres posibles tendidos entre España y Francia a un coste menor al del plan actual de tender un cable en el Golfo de Vizcaya, que permitirían alcanzar el objetivo de interconexión del 10% en el año 2020, según informó Europa Press citando fuentes del Ministerio de Industria, aunque las notas oficiales de la reunión no mencionan tendidos concretos. Según la agencia de noticias, una de las líneas sería la de Euskadi-Navarra-Burdeos, con un coste de 1.600 millones de euros, y las otras dos afectarían a la provincia de Huesca. Se trataría de la Sabiñánigo-Marsillón y de la Monzón-Cazaril, cada una de ellas con una capacidad de 1.000 megavatios (MW). La primera constituye una novedad, pero no la segunda. 

Pese a que ya había levantadas 200 torres, en 1996 se abandonó el proyecto para conectar la subestación eléctrica Aragón con la francesa Cazaril, pasando por Peñalba y Monzón y atravesando los Pirineos en el puerto de la Pez, un paraje de gran belleza del valle de Chistau. La causa fue la oposición francesa: el gobierno vecino no quería soportar el impacto de las pilonas y los cables de alta tensión en su vertiente pirenaica. 

Tres años más tarde, el Tribunal Supremo lo declaró nulo, aunque solo en la parte que afectaba al citado valle, por lo que se podría plantear otro recorrido que soslayara este paso. De hecho se llegó a hablar de un posible trazado por Bielsa. Aprovechar las pilonas

En los últimos años, Red Eléctrica ha planteado como alternativa la línea Peñalba-Monzón-Isona, que atravesaría el Pirineo por Cataluña y aprovecharía las pilonas ya levantadas. Pero igualmente ha sido contestada en la provincia de Huesca por las afecciones a numerosos municipios. La Plataforma contra la Autopista Eléctrica elevó el pasado mes de marzo una queja a Europa para pedir la paralización de los trámites, a pesar de haber sido descartada hasta la presentación de un nuevo plan energético nacional en el horizonte 2014-2020.

"Veníamos advirtiéndolo desde el mismo día en que el proyecto Peñalba-Isona empezó su andadura y fuimos poco a poco comprobando que todo apuntaba a que en realidad Red Eléctrica de España, ignorando sentencias judiciales y la oposición prácticamente unánime de los afectados, simplemente quería avanzar un paso más para conseguir su anhelado sueño de construir la Aragón-Cazaril", ha señalado la citada Plataforma a raíz de las últimas noticias. Recordó que en ningún momento se cerró el proceso de Declaración de Impacto Ambiental, "que hoy sigue abierto". 

El acuerdo del Consejo Europeo no menciona proyectos concretos, que deja a la decisión de los países. Sí se refiere al aislamiento de la red española y anuncia medidas urgentes para alcanzar un objetivo mínimo del 10 % de las interconexiones de electricidad, a más tardar en el 2020. Comparecencia en las Cortes

No obstante, en Aragón ya se han producido las primeras reacciones políticas. Chunta Aragonesista ha exigido al Gobierno de Aragón que cumpla con los acuerdos de las Cortes contra la línea de alta tensión Aragón-Cazaril y se oponga a la nueva reedición que ahora pretende Red Eléctrica Española bajo el nombre Monzón-Cazaril. "Y para rizar el rizo, plantean otra autopista eléctrica entre Sabiñánigo y Marsillón", declaró el diputado Joaquín Palacín, que reclamará la comparecencia urgente del consejero Arturo Aliaga en las Cortes. 

Además, Palacín recordó que la línea Monzón-Cazaril reeditaría en buena parte el trazado de la autopista eléctrica Aragón-Cazaril y la línea Graus-Sallente, que ya quedaron descartadas en los años 90, aunque estos últimos años se impulsó la Peñalba-Monzón-Isona, "que planteaba un trazado parecido e incluso el reaprovechamiento de las viejas torres del antiguo proyecto que no han sido demolidas todavía".

Etiquetas