Huesca
Suscríbete por 1€

Un detenido por caza furtiva de pájaros cantores con redes

La Guardia Civil encontró 25 pájaros atrapados en una red japonesa, seis de ellos muertos.

La trampa capturó a 25 animales
Un detenido por caza furtiva de pájaros cantores con redes
Guardia Civil

Un hombre fue detenido por la Guardia Civil por cazar furtivamente pájaros cantores en el término municipal de Pueyo de Fañanas.

La operación se inició el 20 de agosto, cuando un ciudadano avisó de la presencia de una furgoneta, que podría estar cometiendo delitos contra el patrimonio. Varios testigos afirmaron que cuatro personas se dedicarían a la captura de pájaros cantores, que trasladaban en una furgoneta.

Dos días después se localizó en un campo de girasoles tres redes japonesas colocadas en tramos con un total de unos 50 metros y unos dos metros de altura. En una de ellas se encontraron pájaros capturados, por lo que se dispuso un servicio de vigilancia para la localización de los responsables.

Tras varias horas de vigilancia, los agentes de la Guardia Civil observaron a tres personas que accedían al lugar donde se encontraban las redes, y que una cuarta se ocultaba con una furgoneta.

En el momento en que los tres individuos procedían a retirar los pájaros de la redes, la patrulla se dirigió al lugar. Al ser sorprendidos, iniciaron la huida a pie sin poder llegar a detenerlos, por lo que se optó por dirigirse en vehículo a dar el alto a la furgoneta.

En el registro se encontraron dos redes japonesas similares a la colocada en el campo y restos de haber transportado pájaros en el interior, como plumas y excrementos.

Por ello se imputó a E.G.G., de 28 años y vecino de Huesca, un supuesto delito contra la fauna, además de formular sendas denuncias a la Ley de Caza de Aragón y a la Ley de Biodiversidad.

La patrulla retiró las tres redes y los 25 pájaros capturados. Diez de ellos se encontraban en perfectas condiciones, por lo que fueron liberados en el momento. De los 15 restantes, seis estaban muertos y fueron entregados al veterinario para que emitiese un informe y los otros 9  fueron devueltos a su hábitat. Se trataba de ejemplares de pardillo común, jilguero y verderón.

Los agentes de la Guardia Civil de Angües instruyeron diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Huesca, y las denuncias formuladas fueron remitidas al Servicio de Medioambiente de la DGA..

Etiquetas