Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La falta de acuerdo con Renfe impide la circulación del tren turístico el Canfranero

La compañía propone crear un nuevo servicio similar al Transcantábrico pero el modelo todavía está por definir

En mayo se realizó el último viaje del Canfranero turístico con el conocido como Tren Azul.
La falta de acuerdo con Renfe impide la circulación del tren turístico el Canfranero
L. Zamboraín

El tren turístico el Canfranero no circulará este verano tal y como estaba previsto, debido a que no se ha alcanzado un acuerdo con la compañía Renfe Operadora y a que el proyecto debe «madurar» más. Los presidentes de las dos comarcas promotoras de esta iniciativa que echó a andar en julio de 2013, José María Abarca, de la Jacetania, y Pedro Grasa, del Alto Gállego, mantuvieron la última reunión sobre este asunto recientemente en Bilbao, pero no se pudieron concretar diversos aspectos de este producto turístico, como el tipo de modelo de tren, ya que se plantearon varias alternativas; y la utilización de las infraestructuras ferroviarias. 

Grasa explicó que se propuso uno similar al Transcantábrico «pero no nos encaja con este territorio». La compañía Renfe también planteó el uso del material conocido como ‘tamagotchi’ como trenes turísticos, que se podrían poner en marcha de manera inminente, pero no se consideró adecuado por parte de ambas comarcas al no tener la esencia principal de trenes de época. En esta reunión también se dejó constancia del interés de Jacetania, Alto Gállego y la Hoya de Huesca, así como del propio Ayuntamiento de Huesca, en que el tren recorra todo el territorio partiendo desde la capital oscense, pudiéndose combinar con el servicio AVE, incrementando de esta manera los turistas. Un proyecto de mayor recorrido

«Ahora estamos terminando de estudiar y viendo las posibilidades del tren, ya que tiene que concretarse en un producto finalista que perdure en el tiempo», añadió Grasa. Ambos presidentes comarcales apuestan y así lo exigieron en la reunión por un servicio de calidad «porque este territorio así lo requiere». Aunque insistieron en que Renfe tiene mucho interés en que este producto turístico salga adelante, requiere de las asignaciones de un determinado material «que debe ser en versión de tren histórico», tal y como aseguró Abarca. 

Y es que esa debería ser la esencia de este producto turístico, después de haber utilizado en el primer viaje realizado en julio de 2013 el tren Prestige y en el último de mayo de este año el conocido como Tren Azul, ambos de principios de siglo XX. En estas dos primeras experiencias, esta iniciativa tuvo mucha expectación y fueron muchos los pasajeros que no quisieron perderse la oportunidad de viajar en composiciones únicas de vagones de época. 

No obstante, el recorrido estaba comprendido entre Sabiñánigo y Canfranc, y la idea sería ampliar desde Huesca en las futuras circulaciones. El precio del billete para adultos fue de 35 euros y para niños de 4 a 12 años de 24 e incluía el viaje de ida y vuelta en el tren, una visita guiada a la estación Internacional de Canfranc, traslados desde la estación de ferrocarril de Jaca en autocar climatizado hasta la zona centro y descuentos del 50 por ciento en los museos de Jaca y Sabiñánigo. 

En este último viaje de mayo, en el que también se contó con vagones de Correos, se confirmaron los próximos servicios para los meses de julio y agosto, y aún se plantearon más para el resto del año, pero de momento, eso no será así ya que continúan las negociaciones entre Renfe y las dos comarcas pirenaicas. 

Por tanto, esta iniciativa «está en el cocedero de un proyecto que quiere librar en un futuro Renfe Trenes Turísticos». La idea de las comarcas de la Jacetania y el Alto Gállego es que el Canfranero no solo realice un recorrido, que debería tener salida desde Huesca, sino que estuviera «lleno de contenido» para que la oferta tenga relevancia y signifique dar a conocer todos los valores turísticos del territorio. Además «nos gustaría que estuviera enmarcado dentro de trenes turísticos de Aragón, como ya ocurre con otras comunidades como Galicia», subrayó el presidente de la Jacetania. Más que la exigencia de realizar las circulaciones en fechas concretas, «es importante que el proyecto crezca y pueda ser estable en el futuro». Pero «hay que ser pacientes y que todo el mundo sepa que seguimos trabajando por este tren turístico para llegar a un acuerdo con Renfe», concluyó Abarca. Beneficios para los pueblos

El tren el Canfranero es un proyecto turístico que en sus dos únicas circulaciones ha beneficiado considerablemente a las localidades por las que pasaba. Una de ellas es Canfranc, con su emblemática Estación Internacional, y por ello su alcalde, Fernando Sánchez lamenta que este verano finalmente no se puedan realizar los viajes previstos. «Es una pena que no pueda repetirse porque es una experiencia muy interesante y positiva, pero bien es verdad que hay que estudiarla bien para que perdure en el tiempo». Para Sánchez este producto es muy bueno y casi exclusivo, porque circula por la vía del Canfranc que es «única» y porque trenes de este tipo «no llegan a muchos sitios». 

Se desconoce cuándo se dará forma al nuevo proyecto del Canfranero turístico pero la realidad es que este verano ya no circulará por la histórica línea tal y como se había anunciado.

Etiquetas