Despliega el menú
Huesca

Baja en un 45% la venta de libros en grandes superficies

Las grandes superficies han sido las más afectadas con un descenso del 45% frente al 10 de los establecimientos independientes.

El descenso solo ha sido del 10% en los pequeños comercios
El descenso solo ha sido del 10% en los pequeños comercios

El descenso del nivel de venta de libros ha obligado a los profesionales del sector a diversificar su oferta y a reinventarse. Así lo ha indicado el presidente de la Asociación de Librerías de la provincia de Huesca, Víctor Castillón, si bien ha precisado que las pequeñaslibrerías independientes son las que menos han acusado el descenso de ventas, frente a las grandes superficies.

Castillón ha dicho que "el sector del comercio, en general, está cambiando y ha surgido la necesidad de reinventarse o reorganizar la oferta comercial, porque hasta ahora había un nivel de ventas de libros alto y había más librerías, más grandes y que dedicaban todo su espacio a librería, peroahora hay que adecuar la oferta añadiendo nuevos servicios o algún otro tipo de producto para complementar esa bajada de ventas".

En este sentido, ha informado de que "en las librerías independientes es donde menos ha bajado la venta, ya que estamos hablando de rebajas de ventas, de un año a otro, de un 10 por ciento, mientras que en grandes superficies es del 40-45 por ciento o en cadenas de librerías del 22 por ciento". Los establecimientos pequeños e independientes "son las que estamos manteniendo el tirón, adecuándonos al gusto del cliente".

Castillón ha reflexionado sobre la situación del sector, con motivo del Día del Libro, para apreciar que "cada año se afianza más la celebración de este día, a través de la salida de los libros a la calle donde se encuentran con el público y se propicia el fomento de la lectura. Sacamos nuestro catálogo, nuestra oferta y selección de libros, la selección que hace cada librero".

Al respecto, ha añadido que "el puesto que se saca a la calle representa el gusto del librero y refleja lo que le gusta vender y pone de manifiesto su personalidad. Aunque todos seguimos una línea parecida, cada uno tenemos nuestro matiz".

El Día Mundial del Libro tiene sus clásicos "porque hay libros que durante el año casi no tienen movimiento". Así, por ejemplo, "García Márquez ha salido del fondo de librerías para colocarse en un puesto destacado, los libros de venta de bolsillo de García Márquez han sido de los que más se han vendido, como también El Principito y Los Pilares de la Tierra". Ha apuntado que "son libros que de repente surgen, así como de autores locales como Severino Pallaruelo con 'Pirineos Tristes Montes', que es un clásico para el día del libro".

Etiquetas