Despliega el menú
Huesca

Rescatados cuatro montañeros madrileños de un pico a 2.700 metros

El helicóptero realizó otro servicio en un barranco del río Vero para sacar a tres adultos y dos menores.

La Guardia Civil acudió ayer en auxilio de cuatro montañeros madrileños que no pudieron descender del pico Peña Telera. Pese a llevar equipos para soportar el frío de la noche en la alta montaña, alguno de ellos tenía síntomas de hipotermia y principio de congelación cuando fue rescatado.

La llamada de socorro no se recibió en la centralita de la Guardia Civil del 062 hasta las 23.30 del sábado. En ella uno de los integrantes del grupo informaba que cuatro personas estaban en el pico Peña Telera (en el municipio de Piedrafita de Jaca) y no encontraban los rápeles de bajada, por lo que solicitaba que acudieran a su rescate. Además, uno de los integrantes del grupo sufría vómitos y agotamiento.

Los especialistas del equipo de rescate en montaña de Panticosa hablaron con ellos por teléfono y les comunicaron que de salir a pie a realizar el salvamento, no llegarían hasta el amanecer, ya que los escaladores estaban a 2.700 metros de altitud. La mejor opción, según la Guardia Civil, era que hicieran un vivac para pasar la noche allí y que esperaran a primera hora del día siguiente a ser evacuados con el helicóptero, ya que disponían de material adecuado, como fundas de vivac, mantas térmicas, infiernillo para calentar agua, ropa de abrigo y comida.

Al amanecer se inició el dispositivo de rescate, formado por 5 especialistas de Panticosa, la unidad aérea y el médico del 061. En el helipuerto de El Pueyo de Jaca se quedaron tres de los especialista y el sanitario, y dos guardias fueron con el helicóptero a socorrer a los montañeros.

Los primeros en ser evacuados fueron A. L. L., una mujer de 36 años, y J. L. S. S., de 30, que sufrían hipotermia. Además, la primera tenía principio de congelación en brazos y piernas, según informó la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca. Fuentes sanitarias descartaron que se tratara de lesiones graves, ya que de hecho no requirieron su hospitalización.

Después de evacuar a los dos primeros hasta el helipuerto de El Pueyo, donde se les practicó un primer examen, se realizó otro viaje para ir a buscar a sus compañeros, que se encontraban ilesos. Los cuatro fueron llevados en una ambulancia hasta Piedrafita, donde tenían estacionado su vehículo.

Cinco auxiliados en el Vero

Por otra parte, el helicóptero tuvo que acudir a las 18.30 a socorrer a tres personas adultas y dos niños que estaban atrapados en un barranco del río Vero, en la sierra de Guara, y no podían retroceder ni avanzar en el agua. El rescate finalizó a las 20.50, tras izarlos uno a uno al aparato para luego trasladarlos a Alquézar.

Etiquetas