Despliega el menú
Huesca

Huesca

La carretera A-139, afectada por el desbordamiento del Ésera, ya está completamente reparada

Los arreglos, que han costado 2 millones de euros, se ha destinado no solo a la citada vía A-139, sino también a la A-2617, entre Cerler y el área de Ampriu.

La carretera tras el desbordamiento
La carretera tras el desbordamiento
O.DUCH

La carretera A-139, que se vio seriamente afectada por el desbordamiento del río Ésera, en el oscense valle de Benasque, el pasado mes de junio ya está completamente reparada.

El Gobierno de Aragón ha actuado con la máxima celeridad posible para devolver la normalidad a este territorio y ya al día siguiente del desbordamiento se logró habilitar un paso alternativo para que el tráfico se resintiera lo menos posible mientras, de forma paralela, comenzó a actuar en un conjunto de actuaciones que han supuesto el desembolso total de más de 2 millones de euros.

Esta cuantía se ha destinado no solo a la citada vía A-139, sino también a la A-2617, entre Cerler y el área de Ampriu, y a la construcción de una nueva rotonda en el desvío de la carretera que une Benasque con Cerler que facilita la fluidez del tráfico en esta zona en la que concurre el turismo de nieve, ha informado el Ejecutivo autonómico.

El director general de Carreteras del Gobierno de Aragón, Miguel Ángel Arminio, ha destacado que ha habido una "buena gestión" de la emergencia, buena coordinación entre los distintos departamentos del Gobierno de Aragón "y estamos muy satisfechos de haber cumplido con todas las expectativas y la reconstrucción de todos los elementos afectados por la riada para que comencemos una campaña de vialidad invernal con toda la zona perfectamente restablecida".

Asimismo ha explicado que se han aprovechado estas obras para introducir mejoras ya que existía un problema en la conexión con la A-2617 que conduce a Cerler y a la estación de Benasque, y se ha mejorado con una rotonda que no estaba antes.

En concreto, las obras ejecutadas han consistido, en las proximidades de Castejón de Sos y en el acceso sur a la localidad de Sesué, en la reconstrucción de una escollera, la estabilización de la ladera y la reposición de la carretera, mientras que en la travesía de Eriste se han reparado tanto el firme como drenajes.

En la zona de Guayente también se ha procedido a la reparación de escolleras y defensa de la carretera y, en el tramo del hacia Llanos del Hospital, se han llevado a cabo bacheos y reparaciones de firme, entre otras actuaciones en otros puntos de la vía.

Además, la Dirección General de Carreteras ha finalizado las reparaciones de las deformaciones surgidas en la carretera A-2617, entre la localidad de Cerler y el área de Ampriu, donde se han llevado a cabo trabajos de estabilización de taludes, adecuación de drenajes y reparación de firme en este tramo de 8 kilómetros, que ha requerido una inversión de 200.000 euros.

Los trabajos en esta zona se han completado con la construcción de una nueva rotonda en el desvío de la carretera que une Benasque con Cerler que dispone de un carril exterior de 20 metros y otro interior de 14 metros de anchura.

Además, el interior de la rotonda cuenta con iluminación, así como una zona de acumulación de nieve y se mantiene, además, el área de colocación de cadenas.

Etiquetas