Despliega el menú
Huesca

Huesca

En contra de la peatonalización

Más de 400 oscenses se manifiestan en contra del cierre del centro al tráfico.

Manifestación contra la peatonalización
En contra de la peatonalización
J.S.

Más de 400 vecinos y comerciantes salieron a la calle la tarde del miércoles para decir no a la peatonalización del centro urbano. Los asistentes se congregaron en la plaza de Navarra, frente al edificio del casino, convocados por la Plataforma de Comercios y Ciudadanos Afectados por la Peatonalización. Allí se instaló también una mesa para la recogida de firmas que superó las 1.600 solicitudes. Entre aquellos que acudieron se encontraban tanto propietarios de tiendas que se sentían perjudicados por que los vehículos ya no pasan junto a sus locales, como vecinos que se sienten perjudicados por la nueva disposición del tráfico. “Vivo en la periferia y entre lo que me cuesta llegar, aparcar o descargar, no me da tiempo en media hora. Aparte veo la zona muy triste, con poco movimiento”, aseguró Belén Santolaria, una de las asistentes. Le hubiera gustado que el proceso de peatonalización se hubiera realizado “poco a poco, sin cortar tantas calles de golpe”.

“Trabajo en un comercio del Coso y no me gusta, para nada, cómo se ha llevado a cabo todo esto”, comentó, por otra parte, María del Carmen Abarca. “Hemos perdidos bastantes ventas, la gente no está acostumbrada, deberían haberlo hecho de otra manera”, añadió esta vecina. “Nosotros somos residentes del casco antiguo y nos sentimos afectados de lleno”, afirmó, además Violeta Auriel. En su opinión, “ha habido mucha desinformación sobre el proceso de peatonalización, no se ha hecho de forma ordenada, dando tiempo a la gente a adaptarse”. Asegura que se han cerrado al tráfico “muchas calles y cuando has priorizado en el casco antiguo para vivir no ves un beneficio inmediato”. “Tendría que haberse hecho paulatinamente y no como únicas alternativas la tarjeta de residente, la zona azul o los párquins privados, que se habiliten nuevas zonas para que no sea un problema en esta ciudad tener coche”, aseguró Violeta.

“La forma en la que lo han cortado es una chapuza”, manifestó, por otra parte, José Ena. “Estoy a favor de que se peatonalice, pero con conocimiento. El Coso no era necesario cortarlo del todo, se podría haber dejado un solo carril para el autobús y de acceso a los garajes y ensanchar las aceras”, propuso este vecino. María Gracia cuenta, por otra parte, con un comercio de moda en la calle de Miguel Servet, ‘No problem’. Como comentó, no se muestra en contra de la peatonalización “sino de cómo se ha hecho”. “Que de la noche a la mañana se corten 97 calles me parece inviable para la ciudad y no solo nos afecta a los comerciantes, sino a todo el mundo”, afirmó María. Y añadió: “Hay gente que no puede entrar en sus garajes, hay que pagar un dineral por aparcar en zona azul y hay que contar que hay gente que viene de fuera”.

El acto incluyó la lectura de un manifiesto, en el que los convocantes advertían sobre “las posibles consecuencias nefastas que puede tener la peatonalización sin un análisis anticipado serio”. Aseguran que el proyecto municipal se ha llevado a cabo “sin consenso y de una forma improvisada y apresurada, que ha sumergido a nuestra ciudad en un caos absoluto”. Denunciaron, de esta forma, “los permisos especiales que se han otorgado a unos sí y a otros no”. Aseguraron, sin embargo, que están de acuerdo “con una peatonalización correctamente planteada, que puede aportar muchos beneficios a Huesca, como ha sido el caso de otras ciudades con las cuales nuestro Ayuntamiento se quiere comparar”. Desde la plataforma se hizo especial hincapié, además en que no tienen “ningún tipo de vínculo con ningún partido político”.-

Etiquetas