Huesca

Huesca

Denuncia que sus hijos fueron dados en adopción sin permiso

La denuncia, admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca, plantea que se promovió la adopción cuando había formulada una demanda contra la declaración de desamparo.

Una madre de nacionalidad rumana ha interpuesto una denuncia contra un exdirector del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) en Huesca por autorizar, presuntamente, que sus dos hijos menores de edad fueran dados en adopción en el año 2009 sin su consentimiento.

La denuncia ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca al entender que la actuación del responsable provincial del IASS podría ser constitutiva de presuntos delitos de prevaricación y falsificación documental.

Según el letrado de la mujer, Armando Martín, el exdirector del servicio dictó el 22 de octubre de 2009 una resolución para promover el proceso de adopción de los dos menores, que tenían entonces 7 y 4 años.

El escrito de denuncia señala que la resolución se dictó de forma "incomprensible" ya que la mujer, Tatiana S., había presentado previamente una demanda en el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca contra la declaración de situación de desamparo de los menores formulada por el IASS.

El abogado destaca que el exresponsable de este servicio permitió que otro órgano judicial, el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Huesca, acordara, el 5 de marzo de 2010, dar en adopción a los dos menores, sin informar de la existencia de un litigio anterior contra la supuesta situación de desamparo de los niños.

Los hechos que desembocaron en la adopción de los dos menores se iniciaron en 2007 en la localidad altoaragonesa, en la que vivía la mujer con su entonces compañero sentimental, con el que había tenido su segundo hijo.

Según el letrado, tras enfrentarse a una situación de malos tratos, la mujer dejó a sus dos hijos al cuidado de su nuevo compañero, quien acudió a su vez a los servicios sociales del Gobierno aragonés para que se hicieran cargo de los niños.

En abril de 2008, después de un intento frustrado de una hermana de la madre de hacerse cargo de ellos, Tatiana solicitó a los responsables de los servicios sociales que se hicieran cargo de los niños durante cuatro meses por motivos económicos, laborales y de falta de vivienda.

Ante la negativa del IASS a autorizar un régimen de visitas, la madre recurrió al consulado de su país en Zaragoza, cuyos responsables se pusieron en contacto con el Gobierno aragonés para advertir que en virtud de un convenio bilateral los niños de dicha nacionalidad en situación de desamparo debían ser repatriados y no dados en adopción.

En septiembre de 2008, la mujer fue informada por el IASS de la declaración de situación de desamparo de sus dos hijos menores, contra la que presentó un recurso para solicitar que le fueran devueltos y no fueran dados en acogimiento preadoptivo.

Según el letrado, a pesar de que este procedimiento judicial se mantiene "vivo" y pendiente de una resolución definitiva, el exresponsable del IASS permitió que otro juzgado resolviera dar en adopción a los dos menores sin informar al juez ni a los fiscales.

El recurso presentado posteriormente por el abogado ante el Tribunal Constitucional para denunciar que la mujer no contó con asistencia letrada en el proceso de adopción no fue admitido a trámite por lo que decidió acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que ha iniciado el estudio del expediente.

Según su abogado, Tatiana ha rehecho su vida con su actual pareja e insiste en que sus dos hijos vuelvan a su lado ya que en ningún momento autorizó que fueran adoptados y sólo se limitó a solicitar una ayuda temporal de los servicios sociales durante una etapa de su vida en la que fue víctima de malos tratos.

Etiquetas