Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Riegos del Alto Aragón

El agua embalsada no garantiza una campaña "a demanda"

De ello ha informado el presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, que ha recordado que falta el agua procedente del deshielo.

La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón cuenta, en estos momentos, con 650 hectómetros cúbicos de reserva de agua embalsada, que no garantizan para 2013 una campaña de riego a la demanda, para lo que se necesitaría alcanzar 1.000 hectómetros cúbicos. De ello ha informado el presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, que ha recordado que falta el agua procedente del deshielo.

En concreto, el embalse de El Grado contaría con una reserva de más de 200 hectómetros cúbicos y algo similar en Mediano, es decir, las reservas del Cinca alcanzarían, en la actualidad, los 500 hectómetros cúbicos, mientras que las reservas del Gállego, procedentes de La Sotonera, alcanzan cerca de 150. En total son 650 hectómetros cúbicos frente a los 1.000 que se necesitarían para atender una campaña de riego a la demanda.

Trillo ha lamentado la falta de regulación del río Gállego, ya que, según ha dicho de haber estado regulado, se podrían haber almacenado 250 hectómetros más y sumar cerca de 800 hectómetros cúbicos de reserva de agua embalsada. De esta forma, "en el Gállego se nos han ido esos 250 hectómetros, que no hemos almacenado por falta de regulación", ha apuntado.

El presidente de Riegos del Alto Aragón está a la espera de las aportaciones del deshielo, pero según ha afirmado "podemos estar hablando, en estos momentos, de una situación mucho mejor que la del 2012, pero en ningún caso podemos hablar de una campaña garantizada de un riego a la demanda a lo largo del 2013".

César Trillo ha defendido la regulación de los ríos y la construcción de obras hidráulicas con este fin no sólo para almacenar agua que permita el regadío, sino también para evitar los graves daños que suelen ocasionar las riadas, como las ocurridas en los últimos días.

En este punto, ha argumentado que "se han creado muchos daños aguas debajo de la presa de Ardisa en el Gallego y en el eje del Ebro, sin embargo, lo que ha venido del Cinca lo hemos podido sujetar y no sólo ha beneficiado al regadío, sino también a hecho que las riendas en estos puntos no hayan causado más daños de los que hemos estado viendo".

Según ha señalado, "este año se ve claramente lo que representan los embalses", porque "de no haber estado hecho Itoiz y Yesa, la situación hubiera sido muy grave. Si a la riada que ha pasado por Zaragoza y por todos los pueblos de la ribera del Ebro les hubiéramos sumado lo que ha recibido Itoiz y Yesa, hubiera sido un desastre tremendo en cultivos, pueblos, viviendas y quizá en personas".

Ha insistido en que "si tuviéramos Yesa recrecido y hubiéramos tenido el Gállego regulado no estaríamos hablando de los daños que ha habido ni por mucho".

Etiquetas