Despliega el menú
Huesca

Huesca

Los ibones de Bachimaña inauguran este sábado su refugio

El refugio de montaña, ubicado a 2.200 metros de altitud en el término municipal de Panticosa, se inaugura tras ocho años de obras y tres millones de euros de inversión.

Los ibones de Bachimaña estrenarán este fin de semana un nuevo refugio de montaña ubicado a 2.200 metros de altitud en el término municipal de Panticosa (Huesca) después de ocho años de obras y tres millones de euros de inversión.

El Gobierno de Aragón ha aportado 1,6 millones y en su construcción también ha colaborado la Diputación Provincial de Huesca (DPH), el Consejo Superior de Deportes, Nozaleda y la Federación Aragonesa de Montañismo.

El nuevo refugio estará abierto todo el año y dispone de 81 plazas distribuidas en habitaciones de 4 a 12 camas, además de duchas, servicio de comedor y bar, enfermería, guardaesquís, calzado de descanso y un aula polivalente, radio, teléfono e internet.

Las instalaciones se completan con un helipuerto y una estación meteorológica desde la que se obtendrán datos para elaborar los partes de aludes, según ha informado el Gobierno aragonés.

El director general de Deporte, Félix Brocate, inaugurará el sábado estas instalaciones tras realizar una excursión que partirá del Balneario de Panticosa y tiene una duración de dos horas y 600 metros de desnivel a través del sendero GR11.

El refugio está rodeado por varios ibones, como los Azules, Bramatuero o los del Pezico que son la base de un conjunto de circos de origen glaciar junto a los que se levantan picos como los Infiernos.

Este refugio de los Ibones de Bachimaña forma parte del tercer Plan de Refugios de Montaña firmado por el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Huesca y la Federación Aragonesa de Montañismo para la construcción, remodelación y adecuación de este tipo de instalaciones en la Comunidad.

En la actualidad Aragón cuenta con 14 refugios de montaña guardados y otros tres libres y recientemente se han iniciado las obras de construcción de uno nuevo en Cap de Llauset, en la vertiente sur del Aneto, y está en fase de ampliación y remodelación el de Góriz, en el valle de Ordesa.

Todos ellos recibieron en 2011 más de 80.000 pernoctaciones de las que el 60% tuvieron lugar en los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

Etiquetas