Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Huesca

Los vecinos del casco histórico demandan más zonas de esparcimiento

Esta tarde participarán en la puesta en común del proyecto Re-Gen para revitalizar los solares en desuso del barrio.

Solar de la calle de Pedro IV donde se encuentran los restos de la antigua iglesia de La Malena
Los vecinos del casco histórico demandan más zonas de esparcimiento
J. S.

Transformar los numerosos solares en desuso en zonas de esparcimiento y recreo para los vecinos y darles un uso participativo. Esa es la petición que hacen los vecinos del casco histórico de Huesca al Ayuntamiento respecto a estas áreas, que, en palabras de la portavoz de la Asociación Osca Biella, Susana Oliván: “Afean el espacio, además de causar otros problemas”. “En nuestro barrio tenemos carencia de este tipo de espacios. No se trataría, en mi opinión de una inversión importante y es una forma además de sacarlos adelante de la situación de abandono en la que se encuentran”, añade Oliván.

Al final de la tarde de este jueves, tendrán la oportunidad de ponerlo en común en el Centro Cultural del Matadero en la reunión convocada por el Consistorio oscense en el marco del proyecto Re-Gen, con el fin de que sean los propios interesados los que aporten sus ideas sobre las actuaciones a realizar. En este encuentro estará presente el equipo de técnicos cualificados que se ha encargado de redactar un diagnóstico de la zona. “Veremos cómo se plantea este proceso y esperamos que participen también los vecinos con sus propuestas, ya que son los primeros a los que hay que se debe escuchar y con sus ideas, sacar adelante el proyecto”, es el deseo de la portavoz de la Asociación.

Zonas de uso común

En su opinión, se puede plantear así la realización de diferentes iniciativas, como “parques, jardines o zonas de descanso”. La revitalización de estos solares formaba ya parte, como recordó Susana Oliván, de las propuestas realizadas desde la asociación vecinal Osca Biella para la aplicación en este barrio oscense del plan europeo Urban para la rehabilitación de zonas degradadas.

Se tendrá que valorar además, apunta la portavoz vecinal, la ubicación de cada uno de estos espacios antes de decidir su uso y tener en cuenta además la posible presencia de restos históricos protegidos. “En estos casos, Patrimonio será quien decida si es posible realizar algún tipo de obra encima”, subraya Oliván.

De la misma forma, desde la asociación vecinal se aplauden iniciativas como la del restaurante El Cobertizo, que ha instalado una terraza de verano en una de estas zonas despobladas, en la calle de Pedro IV, junto a otro de los solares en desuso, donde se encuentran los restos de la antigua iglesia de La Malena. “Se pueden hacer bastantes cosas, vamos a ver cómo se orienta desde el Ayuntamiento y a partir de ahí, empezaremos a pensar cómo lo queremos plantear los demás”, comentó la portavoz vecinal.

Etiquetas