Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Fauna

Los patos del parque Universidad, diezmados por los robos y otros animales

Las aves anidan a la orilla del lago artificial y se desplazan al Isuela durante el día.

La mayoría de los patos han nacido en el lago artificial del parque Universidad
Los patos del parque Universidad, diezmados por los robos y otros animales
J. S.

Reciben cada día la visita de los paseantes en el lago del parque Universidad de Huesca, pero no todos se acercan a ellos con buenas intenciones. La colonia de patos que anida en este espacio verde y que actualmente suma una treintena, se ve reducida periódicamente y son el robo y la acción de otros animales son, al parecer, las causas principales. “Cuando hay un nacimiento, lo normal es que los polluelos desaparezcan a los ocho días, o bien más adelante, cuando cumplen un mes o 25 días”, asegura Juan Escar, oficial del parque.

“En mi opinión, son dos las causas: una, que la gente se los lleva y otra, los animales sueltos que pueden verse en ocasiones por aquí, como los gatos, que si cogen al animal fuera del agua, se lo comen”, comenta Escar. Tampoco corren mejor suerte los ejemplares de más edad. “Se los han tenido que llevar, porque hay animales que estaban desde 2 ó 3 años en este recinto y ahora han desaparecido”, añade el trabajador municipal.

Los nuevos nacimientos vienen así a reemplazar estas bajas en el censo de estas ánades. La presencia de las aves dio comienzo, recuerda Juan Escar, cuando decidió anidar la primera pareja de patos silvestres, poco tiempo después que se abriera este espacio al público en 2007. A continuación, fueron llegando otras parejas de animales para anidar en el lago, donde podían encontrar tanto refugio como comida. “Los que hay ahora mismo”, apunta este operario del Ayuntamiento de Huesca, “han nacido en este recinto. Muchos, por la mañana, se trasladan hasta el cauce del río Isuela, pero después vienen a dormir aquí”.Prohibido el acceso de perros y gatos

Como indica el trabajador municipal, la entrada de animales domésticos está prohibida en el parque Universidad, tal y como lo reflejan las señales. Sin embargo, todavía hay visitantes que ignoran esta indicación. “Cuando les decimos algo a los dueños de los perros, se lo toman mal en ocasiones. Incluso llegan a insultarnos. Y ese es otro problema, porque yo he llegado a ver incluso a perros que se meten en el agua para nadar detrás de los patos”, denuncia el trabajador municipal.

La Policía Local se encuentra ya al tanto de la desaparición de las aves, informa Escar, aunque entiende que “no puedan estar siempre pendientes de la vigilancia del parque”. “Lo normal es que los agentes vengan, se den una vuelta y vayan a otro destino”, explica el trabajador municipal. “En otros sitios hay más respeto hacia los animales”, comenta este miembro de las brigadas municipales.

Regular el anidamiento

Por otra parte, el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huesca, José Miguel Veintemilla, reconoció la necesidad de regular el anidamiento de las aves en el parque oscense. Apuntó así a la posibilidad de construir una caseta a la orilla de lago, así como de estudiar la creación de un núcleo zoológico, con el fin de que pueda garantizar a las aves “ciertos cuidados veterinarios”.

Etiquetas