Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Huesca

La Federación de Barrios demanda control sobre las antenas de telefonía móvil

Piden, mediante un escrito dirigido al Ayuntamiento, que se tengan en cuenta los problemas de salud causados por estas infraestructuras.

Una de las antenas de telefonía móvil que hay en Huesca
La Federación de Barrios demanda control sobre las antenas de telefonía móvil
J. S.

La Federación de Barrios Osca XXI ha presentado una serie de sugerencias a la próxima Ordenanza de Infraestructuras Radioeléctricas (IR), todavía pendiente de ser aprobada por el Pleno municipal. Llaman así la atención sobre la ausencia en dicha ordenanza de normativa y recomendaciones “avaladas por Europa”, relacionadas con la presencia de antenas de telefonía móvil en los espacios urbanos. “Entre ellas, la Resolución de Londres elaborada el 27 de noviembre de 2007 por científicos que apoyaban el informe Bioinititaive o la resolución núm. 1815, de 27 de Mayo de 2011 sobre ‘Peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos en el Medioambiente’”, puntualizan en el escrito remitido al consistorio oscense.

“En dicha resolución se establece, entre otros asuntos, como el principio de precaución debe aplicarse cuando la evolución científica no determina el riesgo con suficiente certeza. Por ello, desde nuestro punto de vista, ignorar toda la normativa europea no enfoca la ordenanza por el camino que deseamos”, aseguran desde la Federación de Barrios Osca XXI. Piden, igualmente, que el artículo 1 de la Ordenanza incluya como objeto “la protección de la salud de los ciudadano” y siempre bajo las recomendaciones de las comisiones internacionales y las directivas europeas.

Argumenta, además, cómo la Ley 7/2006 de Protección Ambiental de Aragón, junto con el Decreto 74/2011 de 22 de marzo, también de la DGA, excluyen la instalación de antenas como actividad molesta. “Resulta paradójico que un elemento que tanta inquietud produce a la población como son las antenas de telefonía móvil, sea excluida de dicha Ley, en aras de unas empresas que tienen unos ingresos multimillonarios y dejando desprotegido al ciudadano”, aseguran desde Osca XXI.

Dicha situación permite así, en su opinión, “colocar una antena en cualquier tejado con una simple licencia de obras, sin obligación alguna de notificar al vecindario”. De esta forma, solicitan que el ciudadano sea informado acerca del lugar de instalación de dichas antenas y que su localización pueda consultarse fácilmente por internet. “Sería muy interesante que el Ayuntamiento, a iniciativa de los particulares, o de las asociaciones, mediara entre el Ministerio con el fin de realizar mediciones en diferentes partes de Huesca, ya que los datos actuales son, todavía, de 2009. “Hemos observado que las estaciones de base han ido aumentando el número de IR, concentrándose cada vez más y aumentando la potencia de emisión”, denuncian desde la Federación de Barrios.

Guardar las distancias

Solicitan así que los umbrales de prevención para los niveles de exposición se sitúen en los 0,6 voltios por metro y su concentración fuera del perímetro urbano, en zona no urbanizable y lejos también de lugares como colegios, institutos, hospitales o residencias. En este sentido, piden que el Ayuntamiento actúe como mediador, además de la puesta en marcha de campañas de sensibilización, con la implicación de las propias compañías telefónicas.

Tras haber observado caso por caso los diferentes puntos de la ciudad, piden, asimismo, la “modificación y reducción” de la estación base de la avenida de Doctor Artero y la que se encuentra, por otra parte, junto a la comisaría de la Policía Local, a pocos metros de allí, al igual que se ha llevado a cabo con la de la calle de Aragón, dado que estas últimas “supone un verdadero insulto a la estética y al paisaje”. En su opinión deberían, asimismo, endurecerse las sanciones económicas a las compañías que incumplan ordenanza.

Etiquetas