Despliega el menú
Huesca

Medio ambiente

El Isuela languidece a su paso por Huesca

Basura, hojas secas y pintadas forman parte del paisaje urbano de este río a su paso por la capital oscense.

Zona entre Fosal de Moros y la avenida de los Danzantes
El Isuela languidece a su paso por Huesca
J. S.

Basura, escombros, restos del ‘botellón’, ramas y hojas secas, pintadas y abundante maleza tanto en el cauce como en la ribera. El río Isuela languidece a su paso por el casco urbano oscense bajo la mirada preocupada de los vecinos de los barrios del Perpetuo Socorro y Santo Domingo y San Martín, para quienes es más que necesario un trabajo de saneamiento del entorno. “Toda la margen desde el puente de la carretera de Barbastro está lleno de porquería”, asegura Francisco Gracia, portavoz de la asociación de vecinos del barrio del Perpetuo Socorro. “Es necesario que se realice una intervención para dejarlo en las mismas condiciones que el resto del río. No digo ya colocar bloques de hormigón, como en el paseo de Lucas Mallada, sino de conseguir que se vea todo igual”, añade Gracia.

Y es que allí donde la corriente se abre paso en la ciudad, bajo el puente de San Miguel y donde comienza a despedirse del casco urbano cerca ya de la ermita de Salas, esto es, en los dos extremos de entrada y salida del río a la ciudad, puede encontrarse de todo, “desde zarzas y basura, hasta somieres y animales muertos”, señala el portavoz vecinal. “Es necesario que entren a trabajar las máquinas. En primer lugar, se debería limpiar la zona que discurre dentro del casco urbano, como la parte de la ribera que da a la calle de Ronda del Isuela. Todo eso debería limpio hace ya mucho tiempo”, subraya el portavoz vecinal del Perpetuo Socorro, quien espera además que pueda verse una mejoría una vez se retome la reurbanización de la zona de Fosal de Moros. “Sabemos que ahora no son buenos tiempos para realizar algunos gastos, pero aún con todo, no pedimos mucho, tan solo que se ocupen, por ejemplo, de un trozo cada mes”, señaló Gracia.

El río de las pintadas

Antonio Tuda, presidente del barrio de Santo Domingo y San Martín, señalal que, lamentablemente, “hay algunos vecinos que lo mismo prefieren bajar la basura por la escalera que por la ventana”. “Siempre hay ramas y basura”, se queja Tuda, quien muestra también su preocupación por el gran número de pintadas que existen desde el puente de San Miguel hasta el paseo de Ramón y Cajal. Al igual que su compañero, ve en el proyecto de desarrollo urbanístico de la zona de Fosal de Moros la solución para la mejora, al menos, del tramo desde el puente de la avenida de Ramón y Cajal y en dirección a la ermita de Salas y la carretera de Barbastro. “Todas las peticiones de limpieza y mejora ya las teníamos hechas desde hace tiempo”, afirma Tuda, “incluso al anterior Ayuntamiento”.

Los miembros de Ecologistas en Acción emprendieron así en años anteriores diferentes trabajos de limpieza de la ribera del Isuela, además de campañas de sensibilización entre los vecinos del Perpetuo Socorro y grupos de escolares. “Llegamos a sacar hasta 20 toneladas de basura en un campo de trabajo con chavales de toda España. La ribera del río se utiliza incluso para el vertido de voluminosos, lo cual no se entiende, ya que el servicio de recogida de basura puede ocuparse de estos residuos. No es necesario tirarlos de esta forma”, denuncia Chesús Ferrer, portavoz de la asociación.

“Huesca va creciendo y necesita adaptar el río a su entorno urbano”, añade Ferrer, para quien las márgenes de la corriente fluvial oscense “sufren cierta marginación, a pesar de todas las posibilidades que ofrecen como zona verde”. De esta forma, asegura como la zona, con un programa de reforestación adecuado “podría adaptarse la zona como zona de esparcimiento o de senderos”.

Ferrer valora también como la Confederación Hidrográfica del Ebro tiene “mucho que aportar”, con el fin de aumentar el caudal de la corriente. “Más arriba del tramo urbano, por las localidades de Igriés y Yéqueda, baja tan poca agua que acaba por filtrarse en el cauce. Sería interesante mantener el caudal del río a su paso por la ciudad, ya que da una sensación pobre del río”, afirma el portavoz de Ecologistas en Acción en Huesca.

Etiquetas