Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

JUSTICIA

El Tribunal Superior de Justicia anula el auto de los 200 despidos en las fábricas de Luna

Acepta el recurso presentado por los trabajadores, que intentaron probar la vinculación de la empresa a un grupo.

Encierro de los trabajadores en la fábrica de Huesca hace ahora justamente un año.
El Tribunal Superior de Justicia anula el auto de los 200 despidos en las fábricas de Luna
RAFAEL GOBANTES

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha anulado el fallo dictado por el juzgado de lo Mercantil de Huesca que en noviembre de 2010 extinguió los contratos de Luna Equipos Industriales y puso fin a la relación laboral de la empresa con los 200 trabajadores de las fábricas de grúas de Huesca y Almudévar. De esta forma, el TSJA estima el recurso presentado por los sindicatos UGT y CC. OO. y el despacho de abogados Gutiérrez Arrudi, que representa a una parte de la plantilla.

El juez de lo Mercantil atendió los argumentos de la dirección, justificando la extinción de la totalidad de los contratos «por causas económicas» y fijando una indemnización de 20 días por año trabajado. No estimó las pruebas aportadas por los representantes de los trabajadores para vincular Luna Equipos Industriales a un grupo de empresas.

Ahora el TSJA anula el auto de extinción y obliga de nuevo a la tramitación del expediente del ERE, según confirmó ayer a este periódico una de las partes. Un representante sindical explicó que el tribunal basa su resolución en que el juez no aceptó la documentación aportada para demostrar los vínculos con las sociedades Campo Redondo y Talleres Gruyma, también de la familia Luna. El auto en primera instancia cerró las puertas a la investigación de quién era el verdadero empresario. El recurso, por tanto, se basó en una indefensión grave a los derechos de los trabajadores, al ser rechazada la petición de pruebas. UGT y CC. OO. no quisieron valorar el fallo ya que ayer no habían podido tener acceso al dictamen.

Según fuentes jurídicas, existe un precedente. En febrero de este año, el TSJA dejó sin efecto un auto de un juzgado de lo Mercantil de Zaragoza que dictaminó el cierre de la empresa Vitrex y el despido de sus 116 trabajadores sin analizar la pertenencia a un grupo empresarial. Para el tribunal, se vulneró el derecho a una tutela judicial efectiva.

Los sindicatos desconocían ayer las repercusiones de la resolución que anula los despidos de Luna. Hasta que no la analicen sus abogados no convocarán a los trabajadores a una asamblea para explicarles cómo les afecta.

La plantilla está cobrando el paro, pero aún no ha percibido la indemnización por despido del Fondo de Garantía Salarial al haber recurrido el auto del Juzgado de lo Mercantil. Paralelamente se tramita otra demanda ante el Juzgado de lo Social dirigida contra el grupo empresarial en la que se solicita el máximo de indemnización, 45 días por año trabajado.

Etiquetas