Huesca
Suscríbete

URBANISMO

La próxima peatonalización de la calle de San Orencio divide a los comerciantes de la zona

Los negocios de la plaza de Luis López Allué arrojan un balance negativo de los primeros diez días de corte.

El encargado de la pescadería Momprade muestra los resultados de su encuesta particular.
La próxima peatonalización de la calle de San Orencio divide a los comerciantes de la zona
JAVIER BLASCO

Los comerciantes y hosteleros que tienen sus negocios en las calles de San Orencio y Berenguer han tomado diferentes posturas respecto de la inminente peatonalización de la zona: hay algunos que creen que les afectará de forma negativa y otros que cerrarían el tráfico ya hasta del Coso oscense.

Ante esta situación, algunos comerciantes han señalado que sus clientes necesitan acceder con vehículos para recoger cargas pesadas, por ejemplo desde la tienda de menaje Colección Hogar, y otros necesitan un horario de distribución más amplio que el que se maneja desde el Ayuntamiento de 8.00 a 11.00, como la pescadería Momprade o la farmacia Compairé. "Conforme a los pedidos, a veces recibimos productos por la tarde, porque tenemos un producto muy perecedero", afirmó Fernando Momprade, el encargado de la pescadería.

Una de las iniciativas que se ha tomado desde este último negocio, fue la de comenzar una encuesta popular el pasado lunes. La pescadería Momprade tiene colocada una hoja en el escaparate de su tienda para que, "aquel que lo desee exprese su aprobación o no respecto a la peatonalización de la calle", señaló el encargado del comercio. "Me he llevado una gran sorpresa al ver que, de momento, la mayoría están en desacuerdo", añadió.

Otros comerciantes se han manifestado a favor del proceso de peatonalización, a causa de que "la gente cuando camina se para en los escaparates, lo cual beneficia a las tiendas", explicó Ángel Pesqué, encargado de la administración de Lotería de la calle de San Orencio. No obstante, también esperan que, en un futuro, se abra un aparcamiento cercano para que aquellos que necesiten el coche puedan realizar sus compras.

Por otro lado, los negocios de la plaza de Luis López Allué realizaron ayer su balance económico tras el corte al tráfico del recinto con un descenso en las ventas. "Los datos son negativos, aunque no hay que darle la culpa solo a la peatonalización. Estamos estudiando reunirnos con el Ayuntamiento en un futuro para replantear el funcionamiento del bolardo", apostilló Miguel Ángel Plana, encargado de la carnicería Mairal.

Por su parte, el semáforo y el bolardo ya están instalados en la entrada a la calle de Berenguer desde la plaza de Navarra. El corte de San Orencio es el siguiente paso dentro de la Ponencia de Movilidad que se reunirá la próxima semana para estudiar la puesta en marcha de este avance peatonal.

Etiquetas