Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Goteras por doquier

Cuando el equipo se descompone, su fragilidad defensiva es máxima; ya lleva 10 tantos en contra.

Ángel Royo, meditabundo, durante el entrenamiento de ayer en el Montearagón.
Goteras por doquier
JAVIER BLASCO

Que la Sociedad Deportiva Huesca no ha comenzado bien la Liga no admite discusión. Un punto de doce posibles es un bagaje muy flojo hasta la fecha. Algo que no había sucedido en las tres campañas anteriores en Segunda División. Hasta ahora el peor inicio era el del año pasado, con dos puntos de dieciocho, cuando tras dos empates en las dos primeras jornadas (en Ponferrada y en casa contra Las Palmas) se perdieron los cuatro partidos siguientes.

De momento solo van cuatro encuentros disputados. Viendo el lado positivo de la situación, si el equipo fuera capaz de ganar el sábado que viene en Tarragona sumaría cuatro puntos en la quinta jornada, el doble que el año pasado con una jornada menos. Luego todo no es tan negro.

No obstante, el conjunto de Onésimo Sánchez desprendía mejores sensaciones que la plantilla actual. Perdía encuentros al inicio, tenía fases de desconcierto, andaba en busca de un modelo de juego, pero parecía más competitivo, menos endeble, menos frágil ante la adversidad. Lo dicho, son cuatro partidos y por mucho que las urgencias condicionen el fútbol es lógico que la cohesión de un bloque pueda llevar un tiempo determinado.

Los goles en contra también están penalizando demasiado al Huesca de Royo en este inicio de temporada. Diez tantos recibidos en cuatro encuentros arrojan una media de 2,5 por duelo. Números insostenibles a lo largo del año. Sin duda condenatorios. Choca además que en los dos envites en el Alcoraz el equipo haya recibido tres goles en cada uno, ofreciendo una sensación de fragilidad insólita.

Sólo peores que el Cartagena

Solo el Cartagena, que cierra la tabla con cero puntos, ha encajado un gol más que el Huesca. El equipo azulgrana, por el contrario, ha convertido cinco dianas, lo que le hace estar por encima de nueve equipos en este capítulo. Pero la proporción entre los tantos marcados y los recibidos, a la vista está, no resulta nada rentable en puntos, como sí ha ocurrido en otras ocasiones, cuando las carencias en el acierto se compensaban con un interesante cerrojo en defensa.

En lo que se refiere al calendario, el Huesca ha dejado pasar unas fechas propicias para firmar un buen arranque de Liga, con tres partidos ante conjuntos recién ascendidos como Sabadell, Guadalajara y Alcoyano. Aunque ya se sabe que esto es un arma de doble filo, porque el conjunto azulgrana de la primera temporada en la división de plata también suscribió un comienzo muy alentador. La adrenalina del estreno en la categoría aporta gasolina para rato.

Partidos más 'clásicos'

Se avecinan encuentros de corte más 'clásico' para acabar septiembre y comenzar octubre. El Huesca viaja la próxima semana al campo del Nástic de Tarragona. Después recibirá la visita del Córdoba, diez días antes de medirse a los andaluces a partido único en la Copa del Rey, en busca de la cuarta ronda. El 9 de octubre toca visitar Cataluña de nuevo para enfrentarse al Girona y una semana más tarde llega a la capital oscense el Murcia de Molinero. Octubre se cierra con dos duelos complicados, el desplazamiento a Balaídos para encontrarse con el Celta de Toni Rodríguez y la llegada al Alcoraz del Elche de Pepe Bordalás.

Son fechas para reaccionar. En resultados y sobre todo en imagen. Hay que dar con la tecla cuanto antes, porque el pozo de la clasificación, especialmente en esta categoría, es un bucle que engulle al que se permite residir en él por mucho tiempo.

Etiquetas