Huesca
Suscríbete

BIBLIOTECAS

Los universitarios oscenses prefieren estudiar en casa

Las bibliotecas del campus de Huesca apenas mantienen ocupadas la mitad de sus plazas durante los exámenes de septiembre.

Biblioteca de Empresariales
Los universitarios oscenses prefieren estudiar en casa
J. S.

Los exámenes de septiembre no han traído, de momento, a los alumnos de vuelta a las bibliotecas y salas de estudio de las escuelas universitarias y facultades de la Universidad de Zaragoza en Huesca. Salvo por una excepción, la sala de reciente creación en la Facultad de Empresa y Gestión Pública, el resto de espacios cuentan con una ocupación inferior a la mitad de sus plazas disponibles. "Estas semanas previas a los exámenes de septiembre tenemos ocupado un tercio de las mesas y en julio ya fue flojo. La gente comienza a venir en agosto, después de las fiestas de San Lorenzo", asegura María Jesús Broto, directora de la biblioteca de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte.

La biblioteca de este centro cuenta con un total de 56 plazas. Según Broto, la mayoría de los alumnos provienen de fuera de la capital oscense, por lo que en verano abandonan la ciudad. Suelen traer además sus propios apuntes, aunque también son numerosas las consultas en sala del fondo bibliográfico. Los préstamos a día de hoy rondan, por otra parte, el 10% de los ejemplares disponibles. "Estamos cerca de la catedral y lo cierto es que cuesta subir hasta aquí. Es normal que los estudiantes prefieran quedarse en otras bibliotecas más céntricas", asegura Broto.

Sin embargo, en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación se ocupan estos días alrededor de una docena del centenar de plazas disponibles. A algunas horas del día, como al mediodía, llega incluso a vaciarse del todo, como asegura uno de los trabajadores, Manuel Velasco. "Para las convocatorias de febrero y junio esto está completo", asegura Velasco. Los usuarios provienen, por otra parte, de la propia facultad, aunque también acuden estudiantes de oposiciones.

Fuera del casco urbano, en el término municipal de Cuarte, se encuentra la Escuela Politécnica Superior. Allí la biblioteca cuenta con un total de 160 plazas de las que ahora se ocupan una cuarta parte. "Al encontrarnos fuera del perímetro urbano vienen tan solo los alumnos del centro. Eso hace además que este centro sea uno de los más tranquilos también a lo largo del año", asegura la directora de la biblioteca, Elena Escar. La mayor afluencia de estudiantes llega a este centro para los exámenes de junio. Entonces, la afluencia de alumnado es tanta que el personal se ve obligado incluso a poner en marcha campañas especiales para mantener el orden y el silencio en la sala. "Para los de septiembre los alumnos prefieren estudiar en sus casas", asegura Escar.

"Lleno hasta arriba"

La biblioteca que sí tiene, en palabras de su director, José Manuel Ubé, "un lleno hasta arriba", es la de la Facultad de Empresa y Gestión Pública, de reciente creación y que cuenta con un aforo de 104 plazas. "Hemos tenido también bastante asistencia durante el resto del verano, con un lleno de media de hasta la mitad aproximadamente", asegura Ubé. "Pensamos que se debe al hecho de que se trata de un espacio nuevo, lo cual atrae a más gente. Vienen tanto de esta facultad como de la de Salud y el Deporte, la Escuela Politécnica y también opositores y usuarios en general", añade el director de la biblioteca. El préstamo de libros se extiende, por otra parte, al 30% del catálogo. "Se prestan sobre todo a profesores. Ahora recuperaremos el ritmo normal", afirma Ubé.-

Etiquetas