Huesca
Suscríbete por 1€

PRIMER PLENO ORDINARIO

PSOE, PP y PAR hacen frente común para defender el papel de la Diputación

Aprueban una declaración para salir al paso de las voces que cuestionan la institución. José Luis López Rodés (PP) jura su cargo en sustitución de Fernando González.

La Diputación Provincial de Huesca aprovechó ayer su primer pleno ordinario para salir al paso de las voces que cuestionan la institución, con la lectura de una declaración institucional aprobada por los tres grupos políticos (PSOE, PP y PAR) de la corporación.

El texto, leído por el presidente, Antonio Cosculluela, al final de la sesión, hace referencia a las actuales circunstancias de grave dificultad económica y al debate abierto sobre la necesidad de recortar el gasto público y revisar la organización de la administración. El propio candidato a la presidencia del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba, las calificó como "instituciones que nacieron en el siglo XIX y que se respetaron durante la Transición, pero con la consolidación de las Comunidades Autónomas ya no tienen sentido".

Por ello la de Huesca quiso romper una lanza en su defensa recordando en primer lugar su papel para reforzar y coordinar a los pequeños ayuntamientos, cuya labor garantiza que los servicios públicos lleguen "de forma equitativa a todos los habitantes de los pueblos de nuestra provincia". Recuerda que la prestación de servicios de asesoramiento y asistencia suple las limitaciones en recursos humanos de los municipios más modestos y que en la provincia hay 202 ayuntamientos, mayoritariamente de menos de 500 habitantes.

El texto aprobado destaca la función de las diputaciones como gobiernos locales intermedios, lo que permite "mantener las competencias de la esfera local y acercarlas a la ciudadanía; asegurando la cohesión económica, social y territorial, un eslabón clave en la organización territorial del Estado".

El presidente de la Diputación declaró al finalizar el pleno que "a veces nos olvidamos de una de las entidades más próximas al ciudadano, que más problemas solucionan en el día a día en los municipios del Alto Aragón y del conjunto del Estado español". Según Cosculluela, "las diputaciones han demostrado durante sus muchos años de funcionamiento que son importantes, sobre todo para trabajar en pro de los municipios más pequeños de nuestra provincia; dada la complejidad y la dispersión de esos municipios en más de 700 núcleos habitados que atendemos desde esta casa. Aquí, el valor de la intermunicipalidad y de la concertación es inestimable".

Cosculluela enmarcó el debate en el ámbito de la diferencia entre las competencias de las distintas administraciones del Estado. "Además de poner en valor el papel de las diputaciones, queríamos realizar una reflexión general sobre las competencias que se asignan a cada institución en el ámbito del Estado, de las comunidades autónomas, de las diputaciones, de los municipios o de las comarcas", apostilló el presidente. Y es que la propia declaración institucional remarca que "las entidades locales no pueden estar sujetas a la disputa competencial entre Estado y Comunidades Autónomas" y "tiene que existir entendimiento y no un discurso radicalmente excluyente entre administraciones".

El presidente admite que "en un momento como este de crisis económica es lógico que se quiera racionalizar el gasto, pero hay que realizar una reflexión global en todos los ámbitos, no solo en uno". También quiso agradecer la disponibilidad de todos los grupos para redactar un texto que consiguió unirlos a todos para defender el papel de estas instituciones en la organización territorial del Estado español.

Nuevo diputado

La lectura tuvo lugar una vez tomó posesión de su cargo como diputado el popular José Luis López Rodés. El nuevo miembro de la corporación es el líder de la oposición en el municipio de Sariñena y llegó para sustituir a Fernando González, que ahora es diputado de las Cortes de Aragón. López Rodés afirmó que está "todavía viendo cómo funciona todo esto. En el futuro haré lo que esté a mi alcance".

Etiquetas