Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PIRINEO

Complicado rescate de un barranquista lesionado en Seira

El fin de semana se saldó con doce operaciones en el Pirineo oscense.

Los especialistas en montaña de la Guardia Civil con base en Benasque trabajaban a última hora de ayer en la evacuación de un hombre que se lesionó un tobillo mientras descendía el barranco de Aigüeta, en Barbaruens (Seira). El complicado acceso al lugar del accidente hizo que el rescate se prolongara durante horas, puesto que el aviso se dio sobre las 18.15 y los agentes no tenían previsto concluir la operación hasta última hora de la noche.

Según explicaron fuentes de la Benemérita, el helicóptero tuvo que dejar a los efectivos en un lugar algo alejado del barranco, por lo que estos debieron aproximarse al lugar en coche antes de iniciar el camino a pie hasta el punto donde se encontraba la víctima, cuya identidad se desconocía al cierre de esta edición.

Pero este no fue el único incidente que han tenido que atender los miembros del grupo de montaña de Benasque en las últimas horas, ya ayer por la mañana rescataron del refugio de La Renclusa a un montañero francés domiciliado en Toulouse, Gilbert N., que el sábado sufrió un tropiezo que le causó un esguince en el tobillo izquierdo. Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca, tras pasar la noche en el refugio, su lesión no mejoró, por lo que la Guardia Civil tuvo que evacuar al hombre en helicóptero hasta Benasque, donde fue atendido por un médico. Allí esperó hasta que sobre las 10.30 sus compañeros acudieron a recogerlo.

Además, los agentes del grupo benasqués tuvieron que auxiliar en la noche del sábado a otro súbdito francés de 69 años, Bernard A., vecino de Castelginest. A las 21.30 recibieron la alerta de que se encontraba agotado en la bajada desde el ibón de Paderna a La Renclusa y no podía continuar el descenso por sus propios medios. El helicóptero de la Guardia Civil acudió a su encuentro, pero la escasa visibilidad a esas horas, el intenso viento y las espesas nubes que cubrían la zona dificultaban la localización del hombre y sus acompañantes. Finalmente, los avistaron y, «en una arriesgada maniobra», explicó la Subdelegación, el aparato dejó a uno de los especialistas antes de regresar a su base por falta de luz. El resto de rescatadores llegaron a pie y tras atender al montañero, iniciaron el descenso a pie hasta el refugio, al que llegaron a las 22.00.

Por otra parte, efectivos de la Benemérita tardaron dos horas en dar en la madrugada de ayer con dos senderistas extraviados en el barranco de la Travenosa cuando bajaban del ibón de Sabocos, en Hoz de Jaca. Eran un oscense de 33 años y una madrileña de 26 años, a los que tuvieron que ayudar a ascender hasta la estación de Panticosa, desde donde los agentes los llevaron en coche hasta su vehículo particular. Eran las 3.20.

Y a las 21.00 del sábado, un pamplonés de 33 años fue socorrido con un tobillo lesionado cuando bajaba por una ladera del circo de Carrieta (Torla), en Ordesa. Fue evacuado en helicóptero. Ese día se registraron otros siete auxilios, y dos más de barranquistas el viernes. En total, doce rescates en el Pirineo durante el fin de semana.

Etiquetas