Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Gastronomía

GASTRONOMÍA

Las jornadas de Monegros premian la reinvención de la cocina tradicional

El acto de clausura reunió la noche del sábado a 200 personas. Han promocionado la gastronomía monegrina.

Venció el placer de lo autóctono y la reinvención de la cocina tradicional. La clausura de las II Jornadas Gastronómicas de Los Monegros 'Antonio Beltrán', que tuvo lugar la noche del pasado sábado en el restaurante Luz de Flumen de Sariñena y reunió a casi 200 personas, reconoció la labor de productores agroalimentarios, restauradores y aficionados y, especialmente, premió la capacidad de todos ellos de «hacer buena» la definición del conocido escritor Josep Pla: «la gastronomía es el paisaje en el puchero».

Así lo afirmó Ángel de Uña, presidente de la Academia Aragonesa de Gastronomía, tras adjudicar a todos los participantes el mérito de «promocionar» la cocina monegrina y de haber sabido apostar por «la creatividad y la audacia culinaria» para que la cocina autóctona le gane la partida a la «rutinaria y sin origen que nos quieren imponer».

En esta labor conjunta, Ángel de Uña, como presidente del jurado, destacó de forma especial la labor del II Concurso de Cocina para Aficionados 'Antonio Beltrán', que recibió casi 200 recetas de 26 localidades de Los Monegros y cuyos premios se entregaron en la propia gala de clausura.

Tras una selección previa, los miembros del jurado degustaron las propuestas de los seis finalistas, repartidos en tres categorías (primer plato, segundo plato y postre), y decidieron conceder los máximos galardones al plato de arroz cremoso de morcilla y crujiente de torteta, de Laura Pérez (Usón); a la sartenada de ternasco de Los Monegros, de Aurora Lalana (Alcubierre); y a la tarta de calabaza, de Mª Jesús Calavera (Peñalba).

En cada una de las categorías, los accésit fueron para los garbanzos de ayuno al estilo de mi abuela, de María Virtudes Portugués (Villanueva de Sijena), las colas de cordero con caracoles al estilo Mati, de Raquel Semolué (Grañén) y las magdalenas de chocolate y arroz, de María Tricas (San Lorenzo del Flumen).

Reunidas en un libro

Al igual que en la primera edición, todas las recetas recibidas serán editadas en un libro y las tres ganadoras recibieron una escultura obra del artista Pedro Ania. El resto del jurado, que reconoció la contribución de este certamen a la preservación de la cultura gastronómica del territorio, estuvo integrado por José Manuel Urtasun (director de Gastro Aragón), Juan Barbacil (director de Barbacil Comunicación), José Luis Solanilla (periodista especializado de HERALDO), Javier García Antón (director de Diario del Altoaragón), Jesús Posac (coordinador del programa 'Al Chilindrón' de Radio Monegros) y Luis Berzosa (profesor de Hostelería).

Además del concurso para aficionados, las jornadas gastronómicas, organizadas por la Comarca y desarrolladas durante el último mes y medio, contaron con la participación de 13 establecimientos en la muestra para profesionales y la implicación de 23 productores agrolimentarios del territorio en las diversas catas, presentaciones y sorteos organizados. Las degustaciones tuvieron lugar en Bujaraloz, Leciñena, Tardienta y Grañén.

Recuerdo a Antonio Beltrán

A todos ellos, agradeció su esfuerzo el presidente de la Comarca, Daniel Périz, tras destacar la contribución de esta iniciativa al desarrollo del territorio. Al acto, entre otros, acudieron dos de los tres hijos de Antonio Beltrán, hijo predilecto de Sariñena, que se mostraron satisfechos de una iniciativa que «aviva el recuerdo» de este gran humanista y fundador de la Academia Aragonesa de Gastronomía.

Las finalistas. Las seis finalistas del certamen para aficionados posaron con sus propuestas culinarias, elegidas entre casi 200 recetas de 26 localidades de Los Monegros.

Los restauradores. Un buen número de los 13 responsables de los restaurantes participantes en la muestra para profesionales recogieron su diploma de manos de las autoridades.

Etiquetas