Huesca
Suscríbete

BALONMANO

Listos para empezar

Jugadores, cuerpo técnico y directiva no esconden ciertos nervios ante la fase. El club, satisfecho con la respuesta de la afición, de la que espera un gran respaldo en la grada.

Nolasco, de azul, ayer, durante el entrenamiento sobre la pista del Palacio de los Deportesde listo para dar órdenes.
Listos para empezar
RAFAEL GOBANTES

Hay unas tremendas ganas por empezar. Y no se disimulan. Jugadores, cuerpo técnico y directiva del BM Huesca descuentan las hojas del calendario, 'quitan' horas a los relojes para que pronto llegue el sábado y abrir, a las 18.00, la fase de ascenso a la Asobal contra Cangas. El subcampeonato de la Liga abrió las puertas del Obearagón y este fin de semana quieren escribir un nuevo capítulo. A Pachi Giné, presidente del BM Huesca, se le preguntó si está nervioso; y respondió que estaba «nerviosísimo». «Y no estoy nervioso por el resultado que tengamos, sino por no decepcionar a los oscenses que vengan a ver el espectáculo», matizó Giné. La tensión se palpa. Las miradas, declaraciones, las caras son distintas a las previas de los partidos de la liga regular. Pero de igual forma hay seguridad en que el objetivo de estar el próximo año en la Asobal es posible.

El presidente no ve a ninguno de los cuatro equipos que participan en la fase de ascenso -Obearagón, Cangas, Teucro y Anaitasuna- como favorito, aunque reconoce que la plantilla del Anaitasuna es la más extensa. A un partido, cualquier detalle puede desnivelar la balanza y los cuatro tienen jugadores con potencial suficiente para desarmar al contrario. «Lo que sí creo es que todos los partidos van a ser muy reñidos», recalca.

Nolasco puso ayer a sus jugadores a entrenar y tan solo faltaron a la cita el lateral Javier Bertos, con escasas opciones de estar sobre la pista este fin de semana por su lesión, y el central Álex Álvarez, con problemas de garganta. La intensidad de los entrenamientos ha bajado respecto a la competición regular. En dos semanas poco se puede añadir a lo aprendido durante el resto de la temporada, aunque seguro que los cuatro entrenadores buscaran la fórmula de sorprender al rival. Las nuevas jugadas de pizarra podrán despistar al rival de forma ocasional, pero en partidos igualados todos apuestan sobre seguro, a dibujar sobre la pista lo que han practicado mil veces en los entrenamientos.

Es por eso que ante experimentos, los equipos se deslizan por el terraplén de la emotividad. El técnico del Obearagón lo explica así: «Ha llegado el momento de los jugadores, ha llegado el momento del público, de cada uno de los nuestros, de todo lo que hemos hecho durante una temporada y lo sabemos; nadie nos lo tiene que decir. Vamos a encontrar un Palacio con mucha gente y eso solo nos va a motivar para que nos dejemos todo aquí».

Ante Cangas, y en caso de victoria ante el que resulte del enfrentamiento entre Teucro y Anaitasuna, la clave del Obearagón, en palabras de su entrenador, va a seguir siendo la de ser fiel al juego que le ha dado el subcampeonato. Es decir, presión al rival para provocar sus errores en el ataque y tirar rápidas contras. Las defensas 6:0 que suelen plantear los dos equipos gallegos y el navarro se ajustan mejor al juego de laterales como Sladic y Luisfe. El serbio espera partidos diferentes a los de la liga regular y mostró ayer su absoluta seguridad de que «estamos mejor que Cangas».

La fase de ascenso moviliza a aficionados locales y rivales. Se espera un numeroso grupo de hinchas navarros. Pamplona está a dos horas de viaje lo que favorece la ocupación de plazas hoteleras. El club ha acreditado a más de medio centenar de periodistas y muchos representantes estarán en este fin de semana en el Palacio viendo a jugadores e incluso cerrando acuerdos.

Etiquetas