Despliega el menú
Huesca

EXPOSICIONES

Juegos prehistóricos del Parque Río Vero, en Francia

Una delegación barbastrense promocionó el conjunto de arte rupestre en Mas d'Azil, con la muestra 'Huellas de roca' y actividades.

Juegos prehistóricos del Parque Río Vero, en Francia
Juegos prehistóricos del Parque Río Vero, en Francia

Con el fin de dar a conocer el conjunto de arte rupestre del Parque Cultural del Río Vero, el Ayuntamiento de Barbastro, en colaboración con la Comarca de Somontano y el Parque Cultural del Río Vero, ha participado en unas jornadas organizadas por la Association le Propulseur Afilien, de Mas d'Azil, localidad francesa socia del consistorio barbastrense en el proyecto transfronterizo 'La cultura legada'.

La delegación altoaragonesa desplazada a Francia, formada por técnicos de la Comarca del Somontano y miembros del equipo de Somontano que participa habitualmente en los campeonatos de tiro con arco y propulsor prehistórico, participó en un ciclo de conferencias en las que se expusieron diversos aspectos de la prehistoria.

Además, se abrió al público la muestra 'Huellas de roca'. A través de diferentes elementos expositivos en los que la imagen se convierte en protagonista, se invita al visitante a que descubra los principales aspectos que caracterizan la presencia del hombre en el cañón del río Vero y los periodos artísticos existentes: Arte Paleolítico, Arte Levantino y Arte Esquemático.

En tres pantallas de televisión se proyectan diversos audiovisuales de los principales yacimientos y paisajes naturales, lo que ayuda a conocer con más detalle la singularidad arqueológica y belleza del río Vero.

La exposición también cuenta con un espacio destinado a los niños; para ello se han utilizado ilustraciones que ayudan a comprender la vida de nuestros antepasados, explican desde el Ayuntamiento de Barbastro. Instalada el Centro Cultural de la Mas d'Azil, puede visitarse hasta hoy domingo, junto a otras muestras: 'La pesca prehistórica' y 'Las bramaderas prehistóricas'.

A estas actividades se unieron otras como los talleres en los que los visitantes pudieron experimentar la elaboración de collares, pinturas rupestres, encendido de fuego, pesca con anzuelo y arpón, curtido de pieles o cestería y la práctica de diferentes técnicas de caza mediante el uso de armas de caza prehistóricas, como el propulsor y la azagaya.

Etiquetas