Huesca
Suscríbete por 1€

ARTE

Poesía, paisaje y ciudad

Un total de veintiún proyectos, nueve espacios expositivos, cuatro países y seis comunidades autónomas representadas y más de una década de historia dan forma a la XII edición del festival Arte y Ciudad del Ayuntamiento de Huesca, que empieza hoy.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Anabel Salcedo, Alberto Pelegrín, Idoia Elorza y Veronique Malo, junto a parte de la instalación de Terence Pique en el Coso Bajo.
Poesía, paisaje y ciudad
R. GOBANTES

Okuparte, el festival de arte y ciudad de Huesca, abre hoy sus puertas con el acto que tendrá lugar a las 12.00 en la plaza de la Universidad. La música del grupo de la Asociación Down de Huesca dará así paso tras la inauguración, a todo un mes en el que la música, las artes plásticas y la danza convivirán con los oscenses. «Okuparte presenta un año más un panorama artístico muy ecléctico, en el que caben todo tipo de propuestas. Predominan las obras conceptuales, en las que se da el equilibro justo entre política y poesía» comentó el director del Festival, Luis Lles.

La naturaleza se funde así con lo urbano en las artes plásticas para crear un nuevo paisaje. La arquitectura funcional se convierte a su vez en motivo de inspiración y la danza y el videoarte, en compañeros de baile. Y casi por primera vez desde su inauguración, el Festival va a ser también punto de unión entre artistas noveles y ya consagrados, con la presencia de Pepe Cerdá e Ignacio Mayayo, junto con Óscar Pasariego, de la mano de la galería zaragozana Don Juan 14. «En la primera edición contamos con otros pesos fuertes de la escena cultural aragonesa, como son Miguel Mainar e Isidro Ferrer. Este año volvemos a recuperar ese valor junto con los artistas emergentes habituales en la muestra», añadió Lles.

El arte del eclecticismo

Prueba de ese eclecticismo es así el uso habitual de diferentes técnicas de expresión en una misma obra. «El año pasado se utilizó más la tecnología, este año, un poquito menos. Hay muy poco arte puro, eso sí, se opta más por la mezcla. Por ejemplo, quien expone fotografías, incluye también una videoproyección», asegura Alberto Pelegrín, comisario del Festival oscense. Y con la mezcla de técnicas llega también, en mayor medida que en los años anteriores, la mezcla de espacios en el recorrido.

El Seminario ya no es el punto neurálgico de Okuparte, los artista recorren la ciudad y se instalan en cuatro nuevos espacios que no se habían utilizado hasta el momento: el centro Raíces, el taller de artes plásticas La Maravilla, los muros de la calle de Sobrarbe -entre los de otros puntos de la ciudad- y un piso en pleno Coso Bajo, en el número 4 de la arteria principal de la capital oscense. «El Seminario ha sido el contenedor magnífico de Okuparte y en mi opinión, lo sigue siendo. Lo que pasa es que al contar con menos proyectos que otros años, también consideramos que era mejor sacarlos por la ciudad, dado que además contábamos también con más espacios disponibles», añadió por otra parte, Anabel Salcedo, coordinadora de producción.

Okuparte supone además el encuentro en Huesca de tres países: Colombia, Francia y Canadá. Del país sudamericano viene así el proyecto 'Des-Concierto', obra de Luisa Fernanda López y Javier Chacón. Exponen en el local del Coso Bajo y ambos enviaron las pautas de montaje a su amigo en Zaragoza, Juan Escós. «Ha sido casi un montaje 'on line'», asegura. «La obra trata de representar el viaje realizado por el Che Guevara en motocicleta desde Chile a Colombia, pero en sentido inverso, a través de fotografía y música. Ahora, tendré que mandarles fotografías para que vean cómo ha quedado», explica Escós.

La crisis vista desde Francia

En el mismo espacio pero desde Francia, viene Térence Pique, a quien no le han sido ajenos, por un parte, la crisis de la economía española y por otro, el paisaje urbano de la capital oscense. «He creado un taller para manifestarse por la crisis inmobiliaria que está viviendo España. Por un lado, pueden verse unos carteles en los que se ha escrito la palabra 'alojar' con piezas del scrabble y por otro, un monitor muestra el vídeo de una performance en la que el protagonista recorre una rotonda cercana a la calle Calatayud de Huesca», explica el artista.

De algo más lejos, y a través del programa de colaboración con el programa Pépinières européennes pour jeunes artistes, llegan a Huesca la artista canadiense -ahora residente en Huesca desde hace mes y medio- Veronique Malo y sus 'Recortes invibles'. También instalada en el Coso Bajo, su propuesta tiene como protagonista a la plaza de López Allué de Huesca. «He observado durante una semana los trayectos que sigue la gente cuando pasa por esta plaza. Varían, no son iguales un día de trabajo que un domingo. He realizado siete dibujos con ellos, y a partir de ahí, animaciones», explica la artista.

Secretos con linterna

Por otra parte, también quedan representados en el festival los artistas de seis comunidades autónomas: Navarra, País Vasco, Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha y Cataluña. Tambien en el Coso Bajo tiene su instalación, de esta forma, Idoia Elorza, procedente de San Sebastián. Su título: 'Sensaciones a oscuras'. «Ahora estoy realizando en Huesca el Máster en Museos. Con mi instalación, he intentado llevar lo privado a un espacio público, porque eso es para mí, Okuparte. Se entra con una linterna para descubrir las fotografías y con ellas, sensaciones, de deseo, placer, amor, sin importar si se trata de un hombre o una mujer», explica.

Etiquetas