Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

DEPORTES DE INVIERNO

Biec disputó las finales de Moscú

La Red Bull Crashed Ice se celebró el pasado fin de semana en la capital rusa.

José Antonio Biec.
Biec disputó las finales de Moscú
L.Z.

El capitán del Aramón CH Jaca, José Antonio Biec, ha sido el único deportista español que ha participado en la serie mundial de la Red Bull Crashed Ice disputada el pasado fin de semana en la capital rusa. El jacetano consiguió entrar por primera vez en la final al haberse metido entre los cincuenta primeros de 192 participantes. El altoaragonés no disimuló su inmensa alegría por el logro alcanzado ya que la prueba de Moscú era una «mezcla de fuerza y velocidad y he conseguido un tiempo muy bueno a pesar de no haber podido estar en el primer entrenamiento».

Con temperaturas que rondaban los 20 º bajo cero, más de cien deportistas se dejaron la piel en un tubo helado de 350 metros de largo. Para hacerse una ligera idea de cómo era la estructura sobre la que compitieron los corredores basta saber que fueron necesarios 20.000 tornillos, 650 columnas y 400 paneles de policarbonato para construir un tubo de 350 metros de largo y cubierto por 2.000 metros cuadrados de hielo. Los deportistas que se deslizaron por ese tubo utilizaron su audacia y fuerza para superar las pendientes de hasta 35º, obstáculos espectaculares y peligrosas curvas de 180º. El frío fue el otro gran enemigo del evento, como afirmó el ganador de la noche, el finlandés Arttu Pihlainen: «Hacía tanto frío que, literalmente, desaparecía el aliento de la boca. ¡Vaya carrera!».

José Antonio Biec subrayó que «el viaje ha sido perfecto excepto por el frío». Y no es para menos su queja ya que «corriendo a 60 kilómetros por hora la cara se te queda congelada». El también jugador de la selección española de hockey afirmó que estaba muy contento ya que, después de competir en Lausana (Suiza) en el 2009 y en Munich (Alemania) este año, ha conseguido una evolución muy positiva en esta modalidad deportiva donde el mínimo despiste se salda con derrota ya que no hay tiempo de recuperar el tiempo perdido a no ser que fallen los de delante.

Tras la prueba de Moscú, solo queda una última parada, -en Quebec (Canadá)- en la que se decidirá quién será el campeón del Red Bull Crashed Ice World Championship 2011. Pihlainen lidera la clasificación con 300 puntos de ventaja sobre los hermanos Kyle (2.500 puntos) y Scott Croxall (1.590 puntos).

Etiquetas