Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONCESTO

Lobe ansía una racha de victorias

Lobe Huesca buscará el domingo un triunfo ante la Fundación Adepal. Asier, duda por molestias en un pie.

Yango se protege de Lee en el partido del pasado miércoles.
Lobe ansía una racha de victorias
J. BLASCO

Ganar. Es la única palabra que hay en el diccionario de Navarro y Seoane. Los técnicos del Obearagón quieren conectar otra buena racha de resultados. En la primera vuelta, la victoria en Pamplona ante Grupo Iruña Navarra les supuso encadenar tres partidos más dominando el electrónico. En la segunda vuelta, la primera premisa está hecha. Se ganó a Navarra, y este domingo se intentará comenzar otra buena racha con el alcarreño Fundación Adepal Alcázar como primera piedra de toque.

Haber jugado el pasado miércoles y volver a hacerlo mañana domingo da poco margen de maniobra para descansar a plenitud y para reordenar esquemas de juego. Pero es necesario volver a dominar el marcador. «Ganar los dos partidos nos haría mirar la clasificación de otra manera. Ahora es hacia abajo y no digo que miráramos hacia arriba, pero sí podríamos buscar a otros equipos que sí están clasificados más arriba como es el caso de Navarra, Tenerife y Lérida», comentó ayer el técnico Ángel Navarro antes de comenzar el entrenamiento vespertino. Equipos como Tarragona, Palencia, Breogán y Clínicas Rincón tan solo tienen una victoria más que Lobe Huesca, y Tenerife y Lleida, tres, y se encuentran ubicados en la zona media de la tabla lo que muestra la igualdad de la LEB Oro.

El objetivo del Peñas es, en palabras de Navarro, «consolidar una forma de jugar, hacer grupo y muchas otras cosas. Pero hay que ser realistas, y los partidos de fuera de casa son difíciles de ganar». La cita del domingo del Lobe no será nada fácil. Adepal Alcázar se encuentra en una situación límite y busca ganar partidos como sea para salir de la penúltima plaza. Así las cosas, el partido contra el Peñas lo ven como la oportunidad perfecta para intercambiar sus puestos en la tabla y ganar el 'basketaverage' particular ya que en el Palacio de los Deportes se impuso Peñas por un ajustado 71-70. «Si yo me pongo en su lugar, seguro que pensaría que voy a vencer este partido. Son un equipo herido, que viene de una mala trayectoria que les ha llevado a una posición inesperada hace unas jornadas por lo que eso lo convierte en un rival mucho más complicado», recalcó Navarro.

Lo que sigue sin cambiar en Lobe Huesca es el contratiempo. Navarro tampoco ha podido tener a la plantilla para su entera disposición. Asier Zengotitabengoa tiene problemas en la planta de un pie, y el jueves por la mañana muchos jugadores estaban con distintas molestias. «Es normal que las endorfinas las tuvieran disparadas después de un partido con tanta tensión. Dormir cuesta, los jugadores se acuestan tardes y por eso el jueves hicimos poca cosa, hoy (por ayer) entrenamos ya más duro», explicó Navarro.

El partido contra el Grupo Iruña sirvió para ver en el Palacio el poderío de Yango bajo aros. «Todo lo que nos dé solidez será bienvenido -recalca Navarro- y Yango, tanto en el partido contra Cáceres que estuvimos a punto de ganarlo como contra Navarra nos da solidez, pero tampoco vamos a pensar que él solo va a ganar partidos». El francés contribuye a que todos los demás compañeros rindan más.

Etiquetas