Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SINDICATOS

CC. OO. exige que la crisis no repercuta en la inversión empresarial en prevención

El informe de siniestralidad laboral del sindicato revela que la provincia registró 2.380 accidentes en 2010, el 45% en servicios.

«La crisis no puede llevarse por delante la prevención de riesgos laborales». Este es el contundente mensaje que lanzó ayer Comisiones Obreras, que reunió en Huesca a una treintena de delegados sindicales de la provincia para animarles a impulsar los planes de prevención en las empresas y presentarles la campaña 'No mires para otro lado. En salud laboral, exige prevención'.

Además, el sindicato presentó su informe de siniestralidad laboral de 2010, que indica que la provincia registró el año pasado 2.380 accidentes con baja durante la jornada de trabajo y otros 208 in itinere. Según Benito Carrera, responsable de Salud Laboral del CC. OO., el balance global arroja un descenso de siniestros respecto a 2009, aunque no lo atribuyó a una mejora de las condiciones de trabajo ni mucho menos, «sino que es fruto únicamente de la caída del empleo», resaltó.

Los datos de su informe revelan que el 45% de los accidentes se produjeron en el sector servicios (1.081). La construcción y la industria sumaron un número muy similar (528 y 557, respectivamente), mientras que la agricultura registró el 9% (214). De todos ellos, el 78% afectaron a los hombres y el 22% a las mujeres.

 

Hoya y Cinca Medio, a la cabeza

Por comarcas, la Hoya de Huesca encabezó el ranquin de siniestralidad con 744 accidentes. En segundo lugar se situó el Cinca Medio, con 331, un tercio de los cuales se produjeron en la industria. Las demás comarcas registraron menos de 250 siniestros: Bajo Cinca (231), La Litera (216), Somontano (215), Jacetania (165), Alto Gállego (155), Ribagorza (134), Monegros (133) y Sobrarbe (56).

Begoña Pérez, de la Unión Comarcal de CC. OO., alertó de que «si ya antes de la crisis las empresas hacían poca inversión en prevención, nos preocupa que se aproveche la mala situación económica para hacerlo aún menos».

Benito Carrera destacó que los cálculos del sindicato indican que el coste de las bajas laborales contabilizadas en 2010 en Aragón fue de 557 millones de euros, «y con ese dinero se podría hacer mucho en política de prevención», dijo.

Por otra parte, exigió celeridad en la puesta en marcha de la Estrategia Aragonesa de Seguridad y Salud, y también la creación de delegados sectoriales para las empresas sin representación sindical, «que concentran un número importante de accidentes».

Etiquetas