Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

LOBE HUESCA

El margen de error se reduce

El Lobe recibe al Grupo Iruña Navarra con el ánimo de no fallar (21.00). El domingo tocará viajar a la pista del Alcázar.

Asier Zengotitabengoa, durante el duelo con el Obradoiro.
El margen de error se reduce
R. GOBANTES

Ante este rival se logró la primera victoria en la LEB Oro y contra ellos se ha de volver a ganar. El Lobe Huesca recibe esta noche al Grupo Iruña Navarra (21.00) dentro de otra de esas semanas con programa doble, pues el domingo tocará viajar a la cancha del Fundación Adepal Alcázar. Dos partidos que pueden suponer más que la vida para los oscenses o bien impedirles que se desaten de las últimas posiciones. La penúltima posición en la tabla no permite alegrías a nadie, y las buenas sensaciones que arrojaron los encuentros de Melilla y Cáceres se han de traducir en triunfos. Está en juego la supervivencia.

Con seis victorias, los peñistas corren el riesgo de estancarse sin remedio e, incluso, de ser alcanzados por el colista, que se ha situado a dos partidos ganados de distancia. Dentro del objetivo claro de evitar las tres últimas plazas -la última condena a un descenso inapelable y las anteriores, a un 'play out' agónico-, los próximos son dos rivales directos. Aunque los navarros miren más a la fase de ascenso que tras su espalda, una derrota en el Palacio de los Deportes y otros resultados negativos podrían sumarles a la 'fiesta'. De los próximos duelos depende que el grupo de implicados se reduzca o, de lo contrario, aumente y el Lobe logre abrirse hueco en posiciones más oxigenadas.

La del domingo sí será una final con todas las letras. Pero antes está lo de esta noche. Los de Ángel Navarro inician el tramo de calendario que puede marcar su destino final en esta liga. Hay motivos para la esperanza. Quedan atrás, ojalá que definitivamente, los problemas con las altas y bajas y lesiones. Todo el grupo está disponible y en buen estado, de lo que dan fe las pruebas a las que se sometieron ayer los jugadores en la Clínica Santiago. Con los organismos a punto, resta que las cabezas también estén ordenadas para que la consecución de un final feliz sea más factible.

Entre ellos, el francés Yango, que realizó una aportación muy estimable el pasado viernes en Cáceres y debe ser el hombre de referencia bajo los postes, esa pieza tan codiciada y que se ha echado en falta todo este tiempo. Todos deben sumar, estar involucrados y aludir al espíritu de la última victoria. Parece que han pasado mil años, pero no se olvida. El Peñas derrotó al Obradoiro, líder, con un rendimiento sobresaliente y un pabellón eléctrico. Se han de repetir más noches así.

Precisamente, la directiva verdiblanca anima a los aficionados a acudir al Palacio. La importancia del partido lo demanda y ya se sabe que no es la mejor fecha que puede deparar el calendario. Tratando con mimo los detalles, el Peñas ha instalado una máquina de palomitas. Además, aquellos que porten una bufanda o una camiseta del Peñas recibirán a la entrada un tícket regalo para poder canjearlo por un vaso de palomitas recién hechas. Volverá, asimismo, a haber una actuación de cheerleaders, que como ya se anunció, se incorporaron tras el partido contra Obradoiro como el grupo de animadores oficial del Lobe Huesca.

El Grupo Iruña Navarra, entrenado por Ángel González, ha encadenado cuatro derrotas; la última, precisamente, con los gallegos, lo que ha lastrado una notable trayectoria. Sus armas (Jason Blair, Robert Joseph, Iñaki Narro...) son bien sabidas. Y debe aparecer el rostro más reconocible del Lobe.

Etiquetas