Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TRABAJO

56 discapacitados pierden su empleo en Barbastro

Digitalizaban expedientes del INSS, que se ha quedado sin presupuesto.

Las mujeres ocupan la mayoría de los contratos a tiempo parcial
56 discapacitados pierden su empleo en Barbastro
J. L. PANO

Un total de 56 trabajadores del centro de digitalización de documentos que la empresa Somontano Social tiene en Barbastro cesarán su actividad a final de este mes, una vez que han culminado el trabajo para el que se les contrató.

Somontano Social, participada por la Comarca y la Fundación Rey Ardid, alcanzó un acuerdo con la firma tecnológica Indra, que opera en telecentros de otras pequeñas poblaciones de la zona. El contrato por el cual se empleó a 56 personas, todas con alguna discapacidad física, psíquica o con problemas de acceso al mercado laboral, consistía en la digitalización de 45 millones de expedientes del INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social). El trabajo comenzó en mayo de 2010 y ya está prácticamente concluido.

Según Luis Gállego, portavoz de los trabajadores, el proyecto inicial era para un año y se preveía una prórroga de tres años más, «pero por falta de presupuesto por parte de la administración, la empresa Indra se ve obligada a darlo por concluido tras cumplir los objetivos pactados con la administración».

Gállego denuncia que algunos empleados «se quedan en una precaria situación debido a que muchos de ellos no podrán percibir la prestación por desempleo, y señala que estas personas con discapacidades «tienen muchos más problemas que otros trabajadores para optar a un puesto».

Por otro lado, los empleados valoran la sensibilidad con la que la gerencia de Somontano Social ha abordado este asunto y recalcan que está «muy preocupada por la situación de estos trabajadores». En este sentido, la empresa ha conseguido recolocar a seis de ellos.

El gerente de Somontano Social, Javier Sazatornil, valora el «buen trabajo» realizado por este centro especial de empleo que fue calificado como «excepcional» por la empresa Indra. El gerente lamenta que los recortes presupuestarios del INSS hayan afectado al centro de digitalización y que no puedan seguir con nuevos proyectos laborales.

No obstante, Sazatornil considera que el buen trabajo desarrollado con Indra en Barbastro abre las puertas a nuevas perspectivas laborales. Por otro lado, se sigue trabajando en la búsqueda de otros encargos que den continuidad laboral a este centro. Así, se trabaja en un proyecto para ofrecer servicios de atención telefónica a empresas para 2012.

Al margen de este centro de digitalización, Somontano Social cuenta con 80 empleados en otras líneas de negocio como son la cantería, las brigadas, servicios de paquetería, elaboración de mesas artesanales de audio de gran calidad, o prestación de servicios a empresas de la zona, así como varios talleres ocupacionales.

Etiquetas