Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

UNIVERSIDAD

«Hemos tenido mala suerte ya que la crisis paralizó el nuevo edificio»

Ha visto crecer Odontología, implantó los grados, pero cuando llegó estaban pendientes las infraestructuras y cuatro años después siguen igual.

Miguel Chivite en uno de los salones de Odontología donde los alumnos realizan prácticas.
«Hemos tenido mala suerte ya que la crisis paralizó el nuevo edificio»
JAVIER BLASCO

Solo ha estado un mandato al frente de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte de Huesca, cuyos estudios son los más demandados del campus, y cree que es suficiente. «Me ha tocado vivir una época estrés y estoy cansado. Como me conozco sé que no es conveniente seguir más tiempo. Mejor que entre otro que sea más receptivo con las circunstancias», relata Miguel Chivite poco después de haber hablado con el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, y de haberle explicado que presentó su renuncia tres meses antes de concluir su periodo de cuatro años para evitar que la llegada del 'nuevo capitán' coincida con el final de curso.

Asegura que deja el cargo con un sabor agridulce. Porque ha visto crecer Odontología y su clínica universitaria, y a pesar de estar en época de «penurias», se han adaptado a Europa todas las titulaciones, pero deja en el camino otras cosas que encontró «pendientes» y que siguen igual cuatro años después. «Si las circunstancias hubieran sido otras, si se nos hubiera hecho más caso o tal vez si hubiéramos tenido más suerte?», comenta.

Nunca ha ocultado y menos ahora, a punto de abandonar el barco, que el principal escollo de la facultad es la falta de infraestructuras. Urge una sede para este centro que reparte a los estudiantes por cinco edificios diferentes de la ciudad. Son Medicina y Nutrición los que más sufren. Ambos comparten el inmueble de la plaza de la Universidad, junto al colegio mayor Ramón Acín. No fue creado como aulario y ha dado más de un quebradero de cabeza. Por ejemplo, no tiene salón de actos, porque hubo que tabicarlo para conseguir dos aulas grandes que pudieran acoger a los alumnos de primer curso de ambas titulaciones. Son 60 estudiantes en cada uno de los grados y no encontraban aulas tan grandes en todo el inmueble. «Hemos tenido mala suerte. Ya estaba todo encaminado cuando llegó la crisis y lo paralizó», insiste Chivite, quien añade que urge esta obra, esta nueva sede «para dar calidad a las titulaciones que ofrecemos».

Aunque Chivite también suma otros conflictos sin resolver. «Hay mucho profesorado que trabaja a tiempo parcial o que es asociado», algo que para él no es bueno. «Sería conveniente una mayor estabilidad», insiste. Otros de los puntos en los que cree que se debe avanzar es en «investigación». «Debe hacerse en general en todo el campus, pero en particular en esta facultad».

Y también le deja una espinita la 'venta' de la facultad, o sea, su publicidad. «Todo el mundo sabe que está Medicina, pero de las otras titulaciones se conoce muy poco y eso me duele», manifiesta, y añade que allí todavía hay que «trabajar duro» para dar a conocer estudios como Nutrición o Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Tanto estos, como Medicina y Odontología, todos los del centro, completan año tras año todas las plazas que ofertan en primero de carrera. Y es que son los más demandados del campus oscense junto a Enfermería, que a pesar de ser del campo biosanitario pertenece a una escuela adscrita.

Pero su mandado, recuerda, también ha tenido buenos momentos. «A pesar de las penurias», asegura, han adaptado todas las titulaciones que ofertan al Espacio Europeo. Además, Chivite llegó con Odontología, estudios que se han asentado en el campus y que son de los más atractivos para los estudiantes. Porque junto a Medicina marcan siempre la nota de corte más alta debido a que la demanda triplica e incluso cuatriplica el número de plazas que se oferta cada año. «El anterior decano realizó todas las gestiones para comprar el edificio de la calle Velódromo. Y en estos años se ha adecuado y puesto en marcha la clínica», pero insiste en que es un inmueble para unos estudios y que siguen existiendo problemas en el resto de titulaciones.

Para el cargo que deja, el de decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte, se han presentado dos candidaturas. Una la encabeza la de la actual vicedecana, Francesca Monticelli. La otra, el profesor Ricardo Ros, quien también ocupó dicho cargo en el anterior mandato. La elección se llevará a cabo el próximo 9 de febrero.

Etiquetas