Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONCESTO

Con la mente en el Cáceres

El Lobe ultimaba ayer el fichaje de un jugador que complemente al bloque de Navarro.

Ángel Navarro durante un tiempo muerto. Pronto podría contar con un nuevo jugador que dé más poder al Peñas bajo aros.
Con la mente en el Cáceres
RAFAEL GOBANTES

Lobe Huesca vuelve hoy a los entrenamientos en doble sesión con la mirada puesta en Cáceres, su próximo rival, el objetivo de recuperarse anímicamente -otra vez- de una cruel derrota como la del viernes en Melilla y cruzando los dedos porque la nueva y última incorporación al equipo salga cara. El club no quiso desvelar el fichaje del nuevo 'center'. No es para menos, después de una temporada tan inestable. Ayer se quería cerrar la operación y enviar el billete de avión a París para que el europeo formado en Estados Unidos esté cuanto antes con el equipo.

Mientras tanto, el juego del Lobe no se está traduciendo en puestos en la tabla. El Peñas estuvo a punto el viernes de sacar petróleo de una cancha donde tan solo han ganado Obradoiro, Burgos y Murcia. «Partidos como el del viernes se pierden muy pocos en la vida; y digo en la vida, no en la liga. Y nosotros, esta temporada ya llevamos dos», afirmó tajante ayer Ángel Navarro. Tras el encuentro, el técnico señaló a Xavi Ventura como uno de los responsables de la derrota por no seguir lo que había marcado en la pizarra. «Si cuando ganamos todos hablamos de lo fabulosos que han estado los jugadores o el sistema, cuando se pierde así no pasa nada por decirlo», recalcó el técnico que, subrayó, no hay que ver nada más a sus palabras.

El triple que tumbó al Lobe fue doloroso porque la derrota privó al conjunto altoaragonés de escalar puestos en la tabla y, además, el rival lo logró de una forma que tan solo se puede traducir como milagro. «La verdad es que en ocho segundos se nos escapó una victoria que nos hubiera dado un mejor puesto en la clasificación, que es lo que ahora necesitamos», indicó Navarro.

Tras la victoria contra el Obradoiro y el juego desplegado contra el Melilla, un equipo difícil de batir en su campo, y la incorporación de un nuevo jugador al bloque, el Peñas tiene todos los mimbres necesarios para aguantar la temporada en la LEB Oro y firmar buen baloncesto, siempre que la suerte no siga siendo esquiva. Y es que el conjunto de Navarro vive su primera temporada en el segundo escalón del baloncesto español de sobresalto en sobresalto. Y esto, para un equipo novato, aunque la base esté cimentada sobre los jugadores que lograron el ascenso la temporada pasada no es una buena situación anímica para consolidar su juego.

Etiquetas