Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SANTA ÁGUEDA

Tú eres la reina del baile

Las mujeres fueron las protagonistas de una tradicional jornada con bendiciones, verbenas y romerías en toda la provincia.

Así de sonrientes posaron para la foto tres oscenses junto a las mártires.
Tú eres la reina del baile
R. GOBANTES

Con tacones, minifaldas o habiendo cumplido los 70 años de edad. Así participaron ayer las mujeres de Grañén en las tradicionales corridas de rosca, que constituyen uno de los momentos álgidos de las celebraciones en honor de Santa Águeda y que, al igual que cada año, estuvieron animadas por la charanga local. En sana competición, las mujeres, por pareja, se disputan la rosca y en la mayoría de los casos, la encargada de dar la salida fue la recién elegida alcaldesa.

En este caso, se trató de Marisa Escario, que ostentó el bastón de mando de la localidad a lo largo de toda la jornada y que se mostró «muy emocionada». Además, se trata de la alcaldesa número 26 elegida con motivo de Santa Águeda y por ello, los vecinos de la localidad rindieron el pasado viernes un homenaje a las 25 mujeres que han ostentado el bastón de mando del municipio a lo largo del último cuarto de siglo.

Del mismo modo, hubo corridas de rosca en las localidades de Curbe y Huerto. En este último municipio, las mujeres fueron las protagonistas de otros actos de gran tradición, entre ellos, el juego de la olleta, el canto del martirio o de las madrugadoras cuplillas. Una serie de odas a la santa que también sonaron en Huerto y Alberuela de Tubo. Asimismo, hubo hogueras, comidas populares, actos religiosos, verbenas nocturnas o tradicionales romerías en otras muchas localidades, entre ellas, Sariñena, Sena, Lalueza, Tardienta, Lanaja, Albalatillo o San Lorenzo del Flumen.

Como otras muchas localidades de la provincia, Benabarre vivió ayer con gran intensidad la festividad de Santa Agueda. En la histórica capital de Ribagorza el programa se inició a las doce de la mañana con una misa en la parroquia y siguió luego con un animado aperitivo en la Plaza Mayor amenizado por el grupo de percusión de la Bentukada.

Por la tarde-noche, la concentración de las participantes en el pabellón polideportivo, seguida por una cena y espectáculo sorpresa y una posterior verbena completaron los actos programados para la festividad.

En Huesca, la jornada tuvo un carácter menos lúdico, pero igualmente participativo. Cientos de personas se acercaron desde primera hora de la mañana hasta la ermita de las Mártires, en el cerro del mismo nombre. Allí se celebró la primera misa en honor de santa Águeda a las 11.00. A la salida, las mujeres de la Asociación de Amas de Casa y Consumidores empezó el reparto de 'teticas', los bollos semicirculares adornados con media guinda que tradicionalmente se degustan junto a la ermita acompañados de vino o agua, que también proporcionan las anfitrionas. «Ha venido tanta gente que hemos hecho corto», comentó Modesta Gracia. Además de las que se regalan a los fieles, se vendieron 1.000 'teticas'.

La agradable temperatura que reinó durante la mañana atrajo a los oscenses hacia las Mártires, un santuario dedicado a las mártires Nunilo y Alodia pero vinculado a la veneración a santa Águeda, que tiene un altar. Santiago Villacampa, párroco del Perpetuo Socorro, ofició tres misas y bendijo las 'teticas' rememorando un culto que se pierde en la memoria de la ciudad pero que se transmite de generación en generación. La iglesia, que se abrió a las 8.00 y se cerró al anochecer, permanece cerrada prácticamente todo el año.

Etiquetas