Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ENTREVISTA

Sergio Baches: «Si Servet hubiera nacido en Estados Unidos sería un héroe nacional»

Estudioso de Miguel Servet y promotor general/director del Instituto de Estudios Sijenenses.

Sergio Baches en la botica recreada en la casa natal de Miguel Servet (Villanueva de Sijena).
Sergio Baches: «Si Servet hubiera nacido en Estados Unidos sería un héroe nacional»
PATRICIA PUéRTOLAS

¿Por qué se empezó a interesar tan apasionadamente por Servet?

Mis padres nacieron en Villanueva de Sijena y cualquier conocedor de la historia Europea, y de las reformas protestantes, se encuentra siempre con Miguel Servet, y en particular con su enfrentamiento con Calvino. Merece mucho la pena difundir su figura aquí y en el extranjero. Yo empecé a leer las primeras biografías y algunas de sus obras cuando tenía 15 o 16 años.

¿Y algún amigo suyo leía también a Servet en aquella época?

No, la verdad es que nunca ha habido un excesivo interés por su figura entre los adolescentes.

¿Cómo sigue cultivando su conocimiento sobre esta figura?

Una vez que uno ha leído las biografías al uso tiene que leer sus obras y conocer su pensamiento y filosofía de primera mano. Y en esas estoy: leyendo y releyendo sus obras, manteniéndome al día de todo lo que se publica, las diversas interpretaciones de sus teorías teológicas y cuál fue el impacto de su muerte en el derecho a la libertad de conciencia y de pensamiento.

¿Cómo ha influido en su vida?

Para mí, Miguel Servet es un referente intelectual y humano de primera magnitud. Transmite unos valores claros y difíciles de seguir: el esfuerzo, el sacrificio, la competencia intelectual y que merece la pena enfrentarnos a los tiranos incompetentes que desgraciadamente nos encontramos a diario.

¿Tan pesimista es sobre la condición humana?

No me considero pesimista, sí un abogado bien informado al que le gusta Servet. Su triste final nos advierte de lo peor a lo que puede llegar la condición humana. Por eso soy un firme defensor del Estado de Derecho y del cumplimiento de las normas. Probablemente Dios creó al ser humano pero se olvidó del control de calidad.

Si hubiera podido defender a Servet en el proceso que le llevó a la hoguera, ¿cómo lo hubiera hecho?

Hubiera pedido la absolución. Y en caso de no aceptarse, hubiera solicitado al tribunal que desterrase a Servet de Ginebra. Desde luego, lo hubiera defendido contra Calvino y contra la pena de muerte.

Se conmemora el quinto centenario de su nacimiento, ¿es buen momento para reivindicar su figura en las nuevas generaciones?

Es muy desconocido en las nuevas y en las generaciones anteriores. A Servet no se le ha prestado la atención que merece. Los aragoneses no se dan cuenta de lo importante que ha sido para la historia europea. Tendría que ser una prioridad cultural. El Gobierno de Aragón está dando los pasos necesarios para celebrar el centenario dignamente, pero tendría que ayudar al Ayuntamiento, gracias al cual la casa natal y el Instituto funcionan, pese a sus medios limitados.

¿Qué impresión le causó al Príncipe, en la inauguración de la casa natal de Servet, que un pueblo como Villanueva de Sijena lograra un objetivo tan ambicioso?

Se mostró impresionado. Desde el instituto estamos muy agradecidos a la Corona porque mostró enorme sensibilidad a un personaje tan relevante como Miguel Servet.

¿Cree que Servet es más valorado en el extranjero que en España?

Es un personaje conocido por una minoría aquí y fuera, pero es verdad que las principales líneas de investigación siempre han venido de fuera. Sus enseñanzas más vigentes son la integridad intelectual y la defensa de la libertad de conciencia y expresión. Por eso es necesario que las instituciones aragonesas y la sociedad civil se preocupen de su difusión. Si Miguel Servet hubiera nacido en Estados Unidos sería un héroe nacional. No habría un escolar que no conociera la gesta y el ejemplo de integridad moral que nos proporciona. Es uno de los españoles más excepcionales de nuestra historia.

El Instituto de Estudios Sijensenses también se ocupa del monasterio de Sijena, ¿veremos algún día aquí el patrimonio emigrado?

Creo firmemente que sí. Jurídicamente existen pocas dudas acerca de dónde deben estar muchas de las obras que fueron vendidas o expoliadas del monasterio.

¿Cómo valora el papel del Gobierno de Aragón en el monasterio?

Sobran buenas intenciones y es necesario que, con el Ayuntamiento, elabore un plan estratégico de restauración. Hasta entonces será una obra eternamente inacabada.

Etiquetas