Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

POLÍTICA HIDROGRÁFICA

La DPH exige agilizar los trámites de Biscarrués

El pleno debatió la propuesta ante una docena de opositores al pantano que protestaron con carteles y pegatinas y que respaldaron la postura de CHA y alcalde de Biscarrués, José Torralba.

Ante la «inquietud social por las noticias que parecen cuestionar la consistencia de la declaración de impacto» del embalse de Biscarrués, la Diputación de Huesca reiteró ayer su respaldo al proyecto de un pantano de 35 hectómetros cúbicos y varias balsas laterales y urgió al Ministerio de Medio Ambiente a que «agilice los trámites pendientes para poder acometer lo antes posible las actuaciones previstas».

El pleno debatió la propuesta presentada por PSOE, PP y PAR ante una docena de opositores al pantano que protestaron con carteles y pegatinas y que respaldaron la postura mantenida por el diputado provincial de CHA y alcalde de Biscarrués, José Torralba. Este esgrimió varios documentos oficiales incluidos en el estudio de impacto ambiental del proyecto para avalar sus argumentos y denunciar que «no se han analizado otras alternativas a la construcción del embalse». «Los funcionarios están amenazados», aseguró. No obstante, también criticó otros informes públicos, los elaborados por el Inaga (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental), «que decían que todo estaba mal y ahora que está bien, porque es un organismo al albur de los intereses políticos de cada momento».

Mientras, el resto de los grupos destacaron «los esfuerzos» hechos por unos y otros para llegar a los «máximos acuerdos», lo que permitió descartar en su día el proyecto inicial de un pantano de 192 hectómetros que anegaba el núcleo de Erés, tal y como recordó el socialista Vicente Juan, quien defendió la labor de los agricultores, «que con la modernización de regadíos estamos consiguiendo una eficiencia máxima y creando empleos». «Debemos trabajar para que no nos vuelvan a pasar otros territorios por encima y el desarrollo sea global en toda la provincia», dijo.

Más contundente se mostró el portavoz del PP, Antonio Romero: «Ya vale de retrasos, de dar bandazos, e incluso de tomar el pelo a los regantes». «Tenemos que solidarizarnos con las familias que dependen de que se haga el embalse», añadió. Sobre el impacto económico, tanto Juan como Romero replicaron a Torralba que el pantano también puede tener uso turístico, como ocurre en Mequinenza.

Por su parte, José María Abarca (PAR) reconoció que «la contestación social del territorio es potente», pero ante «la sombra de un descarte definitivo» por la «reciente filtración de informes contradictorios», dejó claro que «hay que atender la demanda de agua de una forma eficiente, sostenible y a un coste razonable».

Por otra parte, el pleno aprobó tres mociones institucionales. Una reclamaba la reforma integral de la línea férrea Huesca-Canfranc y la reapertura del paso internacional. Otra exigía al Gobierno de Aragón que cumpla los acuerdos firmados con el comité de empresa del Hospital de Jaca para permitir la movilidad de los trabajadores, y la última solicitaba al Ministerio de Industria «que reconsidere el reciente acuerdo que posibilita el aumento abusivo de las tarifas eléctricas».

Etiquetas