Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

LTERATURA

El escritor Joan Manuel Gisbert conoce a sus lectores de Huesca

Los alumnos de 3º y 4º del colegio Santa Rosa tuvieron oportunidad de charlar con el autor, tras leer dos de sus libros, en una reciente visita.

Gisbert firmó ejemplares de sus libros a los alumnos.
El escritor Joan Manuel Gisbert conoce a sus lectores de Huesca
NACHO CASAJúS

El escritor Joan Manuel Gisbert visitó recientemente el colegio Santa Rosa de Huesca, donde los alumnos de 3º y 4º de Primaria pudieron disfrutar de una charla con este autor de reconocido prestigio en el panorama de la literatura infantil y juvenil española.

Previamente a la visita, y durante el primer trimestre del curso escolar, los alumnos de 3º y 4º habían leído dos obras del autor, 'Fabulosa noche de San Juan' y 'El palacio de los tres ojos", respectivamente, ambas publicadas por la editorial Edelvives en su colección Ala Delta y que son dos de las obras que forman parte del plan lector de centro que lleva a cabo el colegio Santa Rosa.

«La visita del autor ha supuesto para los alumnos el colofón a unas semanas de entretenida lectura y qué mejor que hacerlo pudiendo hablar con aquél que nos ha estado encandilando con su prosa», señalan desde el centro educativo.

Y apuntan que Joan Manuel Gisbert, ya desde su entrada en la sala, supo captar la atención de su joven público «encandilándolos no solo con una cuidada conversación o desplegando toda una serie de peculiares objetos (todos ellos con un especial significado para el autor), sino llevando a los alumnos con simpáticos juegos y preguntas y una precisa dosis de fantasía por los caminos de una conversación que como no podía ser de otra manera se centró en los motivos que le llevaron a escribir ambos libros y los sentimientos que tras ellos había».

Con sonrisas arrancadas a base de ingenio llegó el turno de las preguntas, donde los alumnos se interesaron por los motivos que le habían llevado a ser escritor, la edad a la que empezó a escribir, o cuántos libros llevaba escritos, entre otras cuestiones.

«Este momento de interacción lector-autor es de una tremenda riqueza para ambos: para los alumnos supone un espejo en el que mirarse y una inmejorable estrategia de animación a la lectura; y para los autores, el momento de encontrarse con sus lectores y descubrir los sentimientos que sus libros despiertan en ellos, como de manera informal nos comentó posteriormente el autor», explican desde el colegio.

Finalmente al autor pasó a firmar los ejemplares de sus libros que aportaron los alumnos para llevarse un recuerdo de esa jornada a su biblioteca personal. En palabras del autor: «Cuando uno está disfrutando, el tiempo pasa rápido, huye y fluye», recuerdan en Santa Rosa, a la vez que desean reencontrarse cuanto antes con Gisbert y sus libros.

Etiquetas