Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SUCESOS

Las procesados por el crimen de una mujer en Sabiñánigo insisten en su inocencia

Mientras, Claudio Trebea también insistió en su inocencia. Su letrado, Manuel Arcas, afirmó que no hay ninguna prueba contra su cliente salvo el testimonio de Puyó, «que ha hecho 3 ó 4 declaraciones distintas».

Francisco Javier Puyó salió tapado de los juzgados de Jaca.
Las procesados por el crimen de una mujer en Sabiñánigo insisten en su inocencia
L. ZAMBORAíN

Javier Puyó y Claudio Trebea, dos de los tres procesados por el crimen de la empresaria de Sabiñánigo Pilar Blasco, que fue raptada en el garaje de su casa el 10 de junio de 2008 para robarle el dinero que llevaba y que luego fue estrangulada y arrojada a un canal atada con dos sacos de tierra, volvieron a negar ayer su implicación en los hechos. El tercer imputado, Ciprián Cetatean está en paradero desconocido. Ahora la juez cerrará el sumario y lo trasladará a las acusaciones y las defensas para que califiquen los hechos para poner fecha ya al juicio.

Ambos acudieron ayer a los Juzgados de Jaca, donde la juez les notificó el auto de procesamiento contra ellos por los delitos de robo con violencia, secuestro y asesinato. Javier Puyó, un constructor de Sabiñánigo conocido de Pilar Blasco y el único procesado que sigue en prisión provisional, negó los hechos recogidos en el auto y se acogió a su derecho a no declarar, según su abogada, Carmen Sánchez Herrero.

Mientras, Claudio Trebea también insistió en su inocencia. Su letrado, Manuel Arcas, afirmó que no hay ninguna prueba contra su cliente salvo el testimonio de Puyó, «que ha hecho 3 ó 4 declaraciones distintas». Por ello, ha recurrido el auto de procesamiento.

Por su parte, Mariano Bonías Trebolle, abogado de la familia de Pilar Blasco, subrayó que existen pruebas «abundantes» de unos hechos que, a su juicio, podrían castigarse con 40 años de prisión.

Etiquetas