Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONMANO

«Ahora llega lo más difícil»

Nolasco, técnico del Obearagón, valora como muy positiva la primera vuelta y advierte del peligro de la segunda.

José Francisco Nolasco, entrenador del Obearagón, pensativo durante un partido.
«Ahora llega lo más difícil»
JAVIER BLASCO

El Obearagón Huesca ha cerrado su mejor primera vuelta desde que ascendió a la segunda categoría del balonmano nacional. Eso está ahí y resulta indiscutible. El club oscense nunca había aspirado de manera tan evidente a dar el salto a la Asobal, un derecho que se ha ganado en este tramo del campeonato. Un deambular sin apenas mácula le ha otorgado el liderato compartido con el Pilotes Posada. Con 15 partidos, 15 finales, por delante, el técnico José Francisco Nolasco advierte de que «ahora llega lo más difícil». Se refiere a luchar contra muchos factores, entre ellos el propio Obearagón, al que remite como «principal rival».

El balance es, lógicamente, positivo. Cuestionado Nolasco por los porqués de esta fabulosa trayectoria, entendía varios factores. El primero, la celeridad con que una plantilla con varios fichajes se supo adaptar a las directrices de un nuevo entrenador. «Hubo nueve incorporaciones respecto al año pasado más la mía, con una nueva filosofía de trabajo. Los jugadores han sido muy receptivos, hemos obtenido resultados demasiado pronto. Pensaba que íbamos a pasarlo mucho peor al comienzo con el calendario que nos tocó», explicaba.

Otros clubes se hallaban en una tesitura similar y no tuvieron un espíritu de supervivencia tan marcado como el del Obearagón, que solo ha cedido un empate -en la pista del Villa de Aranda- y dos derrotas, ante Badajoz y Palmanaranja. El hecho de que se derrotara a conjuntos poderosos y rivales directos como el propio Pilotes Posada, Teucro, Cangas, Anaitasuna, Barcelona B o Pozoblanco, también reafirma que «el camino es el indicado». Otra cosa es lo que llegue después, y Nolasco advierte a los interesados de que no hay nada hecho.

«Va a ser muy difícil igualar los números. Los rivales nos conocen y todo el mundo ha progresado. Nuestro objetivo va a ser seguir creciendo y adaptarse a los problemas que van a surgir», compendiaba el preparador, que recordaba que tras el choque del domingo en la pista del colista, el Almoradí (12.15) se avecina una serie de choques complicados y decisivos.

«No hay que obviar que una de las grandes virtudes que tenemos es el espíritu de sacrificio», seguía Nolasco para entroncar sus comentarios con los de las últimas y ajustadas victorias ante rivales a priori asequibles como Torrelavega y Bidasoa Irún. Y es esta una forma de reponerse ante situaciones difíciles como las que se plantearon en estas dos ocasiones. En el primer caso se remontó un marcador adverso de varios goles abajo y en el segundo se pasó por encima de varias exclusiones, errores de pase y lanzamiento y de un Irún «muy difícil de ganar en su pista».

En una liga muy igualada, «va a ser muy importante evitar lesiones, pues las plantillas son muy ajustadas. La posibilidad de subsanar errores va decreciendo. Habrá equipos que ya no se jueguen nada y fuera de casa no den problemas, sí en sus canchas... La segunda vuelta no tendrá nada que ver con la primera. Dependerá del hambre de los equipos». El Pilotes parece el rival a batir, si bien insiste Nolasco en que «nosotros somos nuestros grandes rivales. Hemos hecho bien las cosas. El objetivo sigue siendo meterse en la fase de ascenso y, si tenemos la posibilidad de luchar por el primer puesto, lo haremos».

Etiquetas