Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SOBRARBE

Los vecinos del núcleo de Araguás ya tienen calle hasta el centro del pueblo

Los trabajos se han realizado con ayuda de la Diputación Provincial, fondos europeos y del Ayuntamiento de El Pueyo.

Juan, vecino de Araguás, pasea con su nieto Bruno por el acceso ensanchado hacia su casa.
Los vecinos del núcleo de Araguás ya tienen calle hasta el centro del pueblo
MAMEN PARDINA

Los vecinos de Araguás, un pequeño núcleo del municipio de El Pueyo de Araguás, acaban de estrenar la nueva calle que da acceso al centro del pueblo. El camino de herradura por el que transcurría el GR- 19 se ha convertido en una vía asfaltada que facilita el paso de los vehículos hasta las viviendas. El Ayuntamiento ha concluido recientemente las dos primeras fases del proyecto de adecuación de estas calzadas y la escuela se convertirá en salón social y dos apartamentos para alquilar.

Los trabajos de ampliación de las calles se han realizado con cargo a la Diputación Provincial de Huesca, Fondos Europeos y el propio consistorio. Los angostos pasos y las pendientes han dilatado esta ejecución que comenzó en 2009 con una inversión de 36.000 euros para construir un muro de 50 por 2,20 metros de ancho de alto de hormigón armado. "Los desniveles han dificultado el trabajo y se han realizado muros con mampostería típica de la zona", manifestó el edil Jesús Buetas.

La segunda fase permitió el acceso al centro del pueblo con la ampliación y consolidación del terreno con otros 240 metros de mampostería, financiada por ayudas europeas y el Ayuntamiento con un coste de 47.200 euros.

El pueblo de Araguás acaba de aumentar su censo con un niño más, y ahora ya son 13 los vecinos que viven todo el año, además de dos parejas más que lo hacen los fines de semana. El recién llegado Yago ha venido con "un pan debajo del brazo" pero en forma de servicios para este núcleo. Y es que su casa apenas distaba un metro de un antiguo muro que impedía el paso de vehículos.

Todavía quedan cosas por hacer como el alcantarillado, el agua y los pavimentos por lo que el alcalde augura que todavía quedará otra fase más. Los trabajos continúan este año dentro del Plan Provincial de Obras de la Diputación Provincial y se prevé ampliar el último tramo además de consolidar el firme. El cambio ha sido bienvenido por los vecinos ya que antiguamente sólo permitía el paso de peatones y ahora es posible hacerlo con vehículo. Otra de las inversiones que se realizan en Araguás irá destinada a la antigua escuela que se convertirá en salón social en su planta baja y dos apartamentos para alquilar a nuevos residentes. Las obras comenzarán en primavera y está previsto que culminen para el mes de agosto.

Etiquetas