Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Confiados en la justicia

El Huesca se reafirma en la reclamación de 300.000 euros al Zaragoza por incumplir el convenio de 2008.

Roberto habla con Toni Doblas.
Confiados en la justicia
JAVIER BLASCO

La Sociedad Deportiva Huesca confía en que la reclamación efectuada a través de la Liga de Futbol Profesional, por la que exige 300.000 euros al Real Zaragoza en virtud del incumplimiento del convenio suscrito con la entidad blanquilla en julio de 2008, siga su curso con normalidad y pueda resolverse en las próximas semanas.

El club azulgrana está convencido de que le asiste la razón y por eso lleva meses recordando al Zaragoza la obligación de asumir el compromiso pactado en su día, que se ha ido demorando de manera progresiva. Fuentes del Huesca confirmaban ayer la noticia avanzada por HERALDO, aunque prefirieron no pronunciarse de forma pública sobre un asunto que esperan tenga pronta resolución por vía amistosa o legal, al haber caído en manos del Tribuna Arbitral de la LFP. Este organismo dispondría de la copia de la factura que el Huesca ha enviado al Zaragoza por un importe de 300.000 euros más IVA.

"Creemos que no es momento de ahondar en el tema ahora, hemos actuado como teníamos que hacerlo y ahora nos toca esperar a ver cómo suceden los acontecimientos", declaraban a este periódico dichas fuentes, en cuyo ánimo no está enturbiar más unas relaciones ya de por sí algo deterioradas en las últimas fechas.

En la sede de la Liga de Fútbol Profesional también eran conocedores de la situación, aunque a pesar de ello, uno de los portavoces de este organismo señaló ayer que al tratarse de un conflicto particular entre clubes, "estamos obligados a mantener una discreción y no ofrecer detalles del tema".

Asesoramiento jurídico

En estos movimientos el Huesca ha contado con el asesoramiento de Javier Tebas, especialista en temas jurídico deportivos que desde hace algo más de un año colabora en estos menesteres para el club que preside Fernando Losfablos.

Tebas conoce perfectamente los entresijos de este mundillo, por su experiencia de varios años como secretario de la Liga de Fútbol y su pertenencia actual a la Comisión Delegada de la LFP.

El convenio objeto de controversia, susceptible de renovarse por dos años más, abrigó en su día el traspaso de Sastre al Huesca, en el marco de un derecho preferencial del club azulgrana para cesiones o ventas de jugadores blanquillos.

Un año más tarde, cuando aún se preveía extender esta colaboración entre ambas entidades, surgió la marcha de Roberto Cabellud al Real Zaragoza, lo que implicaba una desvinculación del preparador físico que tenía contrato en vigor con el Huesca. Cabelllud pudo dejar el club azulgrana sin mayores trabas.

Pero el paso del tiempo no solo trajo la no renovación del acuerdo, sino la demora en el pago de los compromisos económicos derivados de lo que se había pactado, retrasos que han llevado al Huesca a adoptar la medida de denunciar el asunto a través de la Liga, organismo que ampara a los clubes profesionales de Primera y Segunda.

Historia de desencuentros

Esta denuncia del Huesca no es sino un eslabón más en la cadena de desencuentros que ambos clubes aragoneses han escenificado en los últimos meses.

Desde la irrupción del Huesca en la elite del fútbol con el ascenso a Segunda el 15 de junio de 2008, los encontronazos entre ambas directivas han sido frecuentes, aun a pesar del acercamiento inicial que llevó a Agapito a convertirse en el socio 4.000 del club azulgrana -una especie de reconocimiento honorífico-, como agradecimiento por las obras de remodelación del Alcoraz que asumió la compañía del empresario soriano.

Pero pronto empezarían los desaires. El primero fue a raíz del derbi celebrado en La Romareda y el alto precio de las entradas que el cuadro blanquillo estableció para esa cita histórica.

El encuentro de vuelta también estuvo salpicado por una tensión desorbitada, además de las especulaciones que se dieron en torno a una posible componenda para que el Zaragoza, que necesitaba los puntos para ascender, se llevase el encuentro. Nadie publicó nada de forma explícita en este sentido, pero la directiva del Huesca se sintió forzada a organizar una rueda de prensa para desmentir la rumorología de la calle.

Etiquetas